?

Log in

Previous Entry | Next Entry

Bueno, año nuevo y lista de propósitos nueva!

NO.

Este año no voy a proponerme nada, porque siempre lo olvidamos todo a mitad de trimestre (siendo generosos) y lo seguimos recordando poco a poco hasta ver como en diciembre hemos FRACASADO. Así que nada de proposiciones o proyectos. Voy a hacer lo que quiera. Y ahora quiero proponerme escribir más a menudo en el blog. Porque se me ocurren siempre posts que voy abandonando porque no me lee más que un amable troll de levante y gente que entra cuando monto polémica. Y me apetece contar mis neuras. Así que vamos con uno de esos que tenía guaradados en la cabeza desde hace tiempo: Las cosas que odio muy mucho del Internet de hoy.

COSA NÚMERO 1: EL CLICKBAIT

Aún a riesgo de pecar de anglófilo, creo que el término es rotundo. Cebo para Clicks. El clickbait se ha convertido en una pesadilla para mí, y como otra cosa que odio bastante es la generalización ombliguista, digo que para mí, aunque estoy seguro de que no estoy solo. Ya sabéis de lo que hablo, esos enlaces que prometen algo apasionante pero no te dicen qué es, te obligan a tener que abrir una web por puro morbo o simple curiosiad, y luego no cumplen. No merecía la pena, o ya sabías de qué te hablaban.

Flash de noticias, gentucilla: los titulares tienen una función, resumir el contenido.
Mi política, cada vez más, es la de ignorar directamente los contenidos. Aunque reconozco que a veces me sigue picando la curiosidad y muerdo el anzuelo.

Como dato curioso, ayer pospuse una reflexión sobre Gremlins en Facebus y emplee una frase similar al clickbait estandar, y la gente pensó que estaba haciendo una coña sobre el tema. Me he convertido en lo que siempre he odiado.
Entiendo que esto es parte del funcionamiento de la web, del tema de las publicidades y demás, pero empieza a corromper el contenido de la red. Mi única esperanza es que como otras plagas odiosas, su propia definición las acabe pasando de moda y convirtiendo en algo del pasado. Cuando empecemos a huir del clickbait, la forma de reclamar la atención cambiará.

COSA NÚMERO 2: EL ENTERADILLO DEL TRIVIA

Esto me enfurece a nivel personal. Se que es estúpido, porque no me hablan a mí, pero esos titulares de "esto no lo sabías" se me antojan al repelente niño Vicente que se sorbe los mocos, que va de listo y que es muy hostiable a nivel dialéctico. Ya sabéis a que títulos me refiero: "Cincuenta cosas que no sabías de comerse los mocos".

Por suerte, creo que no soy el único que encuentra prepotente y repelente el sistema y muchas webs han optado por emplear un acercamiento más relativista: "Cosas que seguramente no conocías" o "Cosas que quizá no conocías". Cambiar un "puede que te sorprendan" a "te sorprenderán" es sutil, pero a mi me despierta menos hostilidad. Soy un ente de impulsos protéicos.



COSA NÚMERO 3: LAS WEBS DE NOTICIAS SATÍRICAS

Esto se remonta a una entrada en el blog en la que critiqué un artículo sobre un nuevo Apple, y resultó ser un vídeo de The Onion. Y la amable apuntadora de turno me amonestó por haberme creído un vídeo de una web conocídamente satírica. Bueno. Por partes. La web es inmensa. Y yo siempre me sorprendo de saber que hay gente que no sabe qué es 4chan, Chatroulette, el Goatse, el Rubius o el Pedobear. Lo que es inmensamente conocido para unos, no tiene por qué serlo para otros. Esto no es cultura popular, y siempre habrá una primera vez que te encuentres con un contenido humorístico que no lo parezca, proveniente de una fuente que no tienes por qué conocer.
Ahora ya con muchas horas a mis espaldas no me la cuelan con tanta facilidad, porque si algo me suena raro miro la fuente y evalúo. Ahora es difícil que nadie sepa que El Mundo Today es una web de noticias satíricas. ¿o no lo es? Dice el refrán que cada segundo nace un nuevo tonto, no voy a insultar a la gente que pica con esas noticias, pero lo cierto es que cada segundo nace una nueva persona en la red, que no tiene por qué saberlo todo. Y esa persona picará, al menos, una vez. Y el resto de nosotros deberemos presenciarlo, y a mí, al menos no me suele hacer gracia verles equivocarse. Entiendo e incluso a veces disfruto este tipo de humor, casi cada día veo noticias de EMT o Rokambol que son muy ocurrentes y me hacen sonreir. Claro, que luego llegan nuestros medios y copian noticias satíricas de medios extranjeros que no conocen y entonces, de pronto, la cosa deja de tener gracia. Porque los bulos se propagan y es mucho más difícil desmentirlos que creerlos.
Como ejemplo, ya me he creado un texto estandar para desmentir la noticia que repiten las webs cristianas sobre Michio Kaku demostrando que Dios existe por cosas del semiradio de los taquiones. Da igual las veces que explique que es una noticia falsa, que es un absurdo físico. Siempre la mentira se propaga más rápido. Siempre aparecen nuevas personas creyentes (o no) deseando compartir ese hallazgo que ven repetido una y otra vez por la red. Porque por cada web desmintiendo, tienes veinte mintiendo. Probad a buscar en Google "Michio Kaku Dios". Es verdad que por suerte el algoritmo ha puesto dos webs escépticas, pero el resto, apabullante, son repeticiones de la misma mentira. Y no solo el blogs, en medios como Msn.com o Añocero (ejem...). Vale, no son medios periodísticos serios, pero existe una diferencia entre no hacer buen periodismo y publicar mentiras de webs paródicas. Una bien gorda.

Otro ejemplo curioso fue mi encontronazo con la web de Emitologías, un blog donde subtitulaba: "Explicaciones mitológicas para comunes expresiones". Cuando descubrí esa web me maravillé. Tenía un contenido super divertido e interesante sobre el orígen de expresiones comunes como: "Comerse un marrón", "darle la del pulpo", "Partir el bacalao", "Irse la olla". Explicaciones bastante plausibles enmarcadas en episodios oscuros de la historia. Por ejemplo, "comerse un marrón" lo atribuía a una costumbre de la primera guerra mundial en la que un general premiaba a los voluntarios a las misiones "suicidas" con un postre "marrón glacé". Servidor siempre habría jurado que era por la similtud entre la mierda y el marrón, pero la explicación no era ridícula y parecía bien documentada. Otra, por ejemplo, "ponerse a parir", la situaba en la antigua Grecia en la que las parturientas se insultaban iracundas porque pensaban que los insultos provocaban el parto. En ausencia de una información tan específica, una persona que no tiene una licenciatura especializada en el tema se cree que eso sea posible. Semanas más tarde descubrí que la web era una invención muy original del autor, que se defendía argumentando que su web se llamaba "emitologías" y no "etimologías", y que dejaba muy claro que eran "explicaciones mitológicas".

Ya, yo en mi blog he puesto "odio a los blogs y los mimos " y escribo en un blog, leo muchos y los mimos... ¿quien no odia a los mimos? Bueno, pero en realidad, NO. Lo puse porque cree el blog en una época en la que me resistía a abandonar el formato de los foros y todo el mundo se hacía blogs, y porque me hizo gracia.

Si me dedicara a escribir noticias falsas (o artículos falsos sobre etimología) lo pondría bien claro al principio. Pero entonces no tendría tanta gracia, ¿no?. Claro, yo, desde que supe que esa web era falsa, pues dejé de vistitarla. Sí, las invenciones del autor son ocurrentes, pero lo que realmente me llamaba la atención era que fueran ciertas.
Ni que decir tiene que varios periódicos "serios" robaron artículos de su web y los publicaron como ciertos. Porque eran muy interesantes... si eran ciertos. Y la mentira se extiende.

COSA NÚMERO 4: LAS NOTICIAS SATÍRICAS DE WEBS SERIAS

Esto parece lo mismo que lo anterior, pero no lo es. Ahora, recién pasado el 28 de diciembre, se disparan las noticias falsas en webs serias. Incluso en periódicos.

¡¡¡JAJAJAA!!! ¡Qué gracioso! ¡El diario de Granada dice que van a prohibir las tapas! ¡JAJAJA!

NO

No es gracioso. Siento ser el puto Grinch, pero si escribes un periódico, tu trabajo no es ser gracioso, es contar la verdad. Los bloggers tienen un pase (que no), pero los periódicos NO. Y lo mismo va para los extranjeros con su April's fool. Es el día en que todo elemento mediático, sea el que sea, se siente en la necesidad de contar una mentira para "hacer la inocentada". Y esto tendría su gracia fuera de la era digital. En los ochenta, te podían colar una inocentada en el telediario y jajajaja... que simpáticos.

Pero esto es INTERNET, madafakas. Aquí las cosas, NO DESAPARECEN. Si tú le cuentas una broma a tu compañero de curro, mañana será una anécdota. Si lo publica un periódico, mañana estará secando las baldosas de la cocina. Si lo hace la tele... bueno, esto ya no se va tan fácilmente. Por lo mismo. Porque nunca sabes cuando esa noticia falsa ultrajante saldrá en un meme, en youtube o a saber. Pero en las webs... te cagas, moradas. Una vez que lo cuelgas, entra en los buscadores. Y el 28 todos estamos con la mosca detrás de la oreja y no nos la cuelan. Pero el 30 ya se nos ha pasado la paranoia, y la red está llenita de noticias suculentas que son demasiado increíbles si no fuera porque es ese sitio tan serio el que las publica. Y antes de que puedas buscar la letra pequeña donde pone que se publicó en 28/12 (o 4/1) ya estás echándote la manta a la cabeza.

Y de nuevo, MÁS MIERDA A LA RED. Más mentiras, más desinformación, más malentendidos... y todo porque la tradición dice que un día al año tienes que hacerte el gracioso.
Las bromas de los días de inocentes las pagamos el resto del año. De todos los años. Porque en la web, las cosas no desaparecen tan fácilmente. Porque no miramos las fechas de las noticias, nos importa que son noticias. Y porque depositamos la confianza en las personas que nos proporcionan esas noticias. Cada vez que un medio serio te cuela una inocentada, te está pegando una puñalada trapera. No tiene gracia, porque nuestro contrato tácito no es ese. Pero bueno, así aprendemos a no fiarnos de nada.


COSA NÚMERO 5: TWITTER


Twitter mola. Pero también lo odio. Intenta resumir cualquier opinión en menos de 140 caracteres. Y el mundo y el pensamiento es más complej

COSA NÚMERO 6: TWITTER (2/2)

Quizá, solo quizá, intentar expresar ideas en tan poco espacio nos obliga a simplificar también nuestro pensamiento.Lo cual no me hace feliz

COSA NÚMERO 7: LISTAS, LISTAS, LIIIISTAS!! TODO VA EN LISTAS!

Esto más que enfuerecerme me molesta conmigo mismo. Porque funciona. Por alguna razón, nos gusta ver las cosas en listas. Y yo al menos pico una o dos veces por sesión de Internet. Y porque funciona, lo voy a emplear más a menudo a ver si me convierto en una star.



COSA NÚMERO 8: LOS YOUTUBERS

Los y las youtubers son un fenómeno de las nuevas generaciones y una nueva forma de entender la sociedad. No voy a decir a la que nos encaminamos, porque ya estamos en ella y porque la tecnología avanza tan rápido que los paradigmas cambian de un día para otro. Y me parece genial, no soy un viejuno que se lamente de todo lo que hacen los jóvenes. Sí que es verdad que no conecto con este mundo en general, porque el tema de los gameplays y los youtubers "de moda" no me llega a calar. Sigo a algunas persona que me gustan, y sobre todo soy habitual de gente que hace cosas muy interesantes. Pero creo que calidad y cantidad pocas veces van unidas, y por encima de todo aprecio la frescura y la originalidad. Y creo que esto cada vez se ve menos. Por un lado son muchas las personas que hace vídeos, y por otra hacen demasiados vídeos (a mayor cantidad, más ingresos). Esto no puede ser compatible con una calidad aceptable a menos que seas un genio y figura, y no lo son. Veo siempre los mismos patrones, los mismos temas y el mismo formato en los vídeos (al menos en los populares). Una plataforma que podría servir para ampliar el horizonte de la creatividad parece haberse convertido en una forma de maximizar la mediocridad. En una herramienta para crear escaparates de egos inflados y cultos a la personalidad. Encuadres iguales, decorados similares, temas similares, tonos de voz similares, sobreactuaciones similares. A veces alguien te sorprende y aporta algo muy especial, pero por norma general, me aburre mucho el contenido.


COSA NÚMERO 9: LAS WEBS CON ARTÍCULOS DE MIL PARTES

Ya se que os pagan por cada página que abrimos, pero una foto por página NO. Me parece abusar. Ha llegado un momento en mi vida en que me planteo ver cualquier cosa si tiene más de cinco partes.

COSA NÚMERO 10: HE DETECTADO QUE ESTÁS USANDO ADBLOCK!

Nos cosen a publicidad, esto es parte del juego de Internet. Pero a veces llega al punto de NO poderse abrir la web que intentas ver. Sobre todo en los móviles. Te redirigen a webs fraudulentas que rozan lo ilegal, te llenan todo de clickbaits y de botones falsos (el clicbait original). Así que te instalas un adblock para que navegar no sea un deporte de riesgo. Y entonces se te quejan de que tienes un adblock. Como siempre, pagan justos por pecadores. Pero yo quiero poder leer el contenido de las webs. Una solución es el whitelisting, pero es tan molesto como la mierda del aviso de las cookies (más). Algo tendremos que hacer para que la gente decente pueda cobrar por la publi y los usuarios no seamos estrangulados por un banner rebelde. ¿qué tal una prohibición de publicidad abusiva?

Y se que me dejo unas cuantas cosas en el tintero, pero no había pensado en escribir en el blog realmente, y ya es tarde. Así que sin fotos ni nada. Ya haré si eso una segunda parte. O en doce partes.