?

Log in

No account? Create an account

Bueno. Tras mucho esperar y temernos lo peor, ya ha salido la sentencia del juicio de "La Manada". Y como era de esperar ha hecho correr ríos de tinta.
No voy a decir que estoy safistecho con la sentencia, ni mucho menos. Cierto es que me temía algo mucho peor. Me temía que la larga espera fuera un preludio para algo espantoso, una absolución.
Aunque lo considero inncecesario, vamos a recordar para la posteridad lo que ha pasado. Se juzgaba a cinco energúmenos por una violación en grupo a una chica de dieciocho años durante los Sanfermines. La metieron en un portal, la violaron entre todos, grabaron su fechoría, robaron su móvil y destruyeron las tarjetas para que no pudiera pedir ayuda y la dejaron tirada en mitada de la noche sollozando. Luego se jactaron de ello en su grupo de Whatsapp, en el cual, además, habían comentado como se "preparaban" para cometer el delito y hablaban de otro anterior.
Ya escribí en su momento mi reflexión sobre la innegable culpabilidad de los imputados.
Y la sentencia ha dicho exáctamente eso.

Se les ha condenado a cada uno a 9 años de prisión por el delito de abuso sexual con prevalimiento. Pero no por agresión sexual.

Lo primero que ha ocurrido es que se han vuelto a llenar los muros con los mensajes de "yo sí te creo". Pero es que sí la han creído. Excepto uno de los jueces, una maravilla de ser humano, el resto ha CREÍDO COMPLETAMENTE LA VERSIÓN DE LA CHICA. Eso es lo que dice la sentencia y es por lo que se les ha condenado.
Por tanto, el primer punto positivo es que se debería acabar toda la mierda de dudar de su palabra. La justicia ha decidido que esa mujer sufrió un abuso sexual, fue obligada a tener sexo contra su voluntad. FUE VIOLADA.
Y me harto de leer que "se han librado de la violación". Pero no es cierto. El código penal no tiene un delito llamado "violación", tiene abuso sexual y agresión sexual.
La diferencia entre los dos es un formalismo: en ambos, se comete una violación. Es decir, el acto es el mismo. A todos los efectos prácticos, estos personajes son VIOLADORES. Y no se si empecinarse en decir que no ha sido así es algo positivo realmente. Sí ha sido violación, y sí han sido condenados por violación. Han sido condenados por obligar a practicar sexo a alguien contra su voluntad. Y eso es una violación se mire como se mire.

Pero no hubo agresión. O eso es lo que decretan los jueces. Y con la ley en la mano, es dífícil quitarles la razón. Difícil, pero no imposible. Y desde luego, no es descabellado. Es más, es lo correcto.
Lo que diferencia el abuso de la agresión es el empleo de la violencia. Dado el testimonio de la chica, ella no fue nunca "amenazada" o "violentada". No hubo una coacción explícita porque pasó de ir por la calle con cinco tipos entre risas a estar en un portal siendo desnudada sin su consentimiento por esos cinco violadores. No tuvo tiempo de decir que no, o capacidad de hacerlo. Quizá había bebido o quizá estaba en shock. Ellos no tuvieron que amenazarla porque ya estaba todo en marcha. Y por eso, sus señorías han decidido que "no hubo violencia". Por tanto no hubo agresión y la pena máxima pasa de 22 a 10 años.

Podríamos liberar a sus señorías ya, porque con la ley en la mano han actuado correctamente y han dictado una sentencia severa dentro del crímen cometido. Pero les vamos a dejar en un impás mientras meditamos sobre la violencia.

Vamos a viajar al pasado. O a las películas del pasado. Chicago, 1920. Un señor bien trajeado entra en tu bar, le echa una buena mirada y se acoda en la barra. Te dice: "Que bonito establecimiento, sería una pena que algo le pasara". Luego pone la mano abierta al lado de la caja. Tú le das el dinero que corresponde y aquí no pasa nada. No ha habido violencia, no ha habido extorsión. Pero todos sabemos qué hay tras ese escenario, ¿verdad? Hemos visto la película y sabemos qué le pasa al barman si se niega a pagar.
Esto es muy complicado, por supuesto, porque hablamos de interpretaciones y de hechos que no son hechos. Pero en la misma legislación española tenemos ejemplos de situaciones similares. ¿Por qué tenemos una ley de violencia de género? ¿No es la violencia igual sin importar el género? La respuesta, claro, es NO. No es igual. El estado reconoce la necesidad de constatar que existe una situación de desigualdad, un desequilibrio de poder social que ampara la agresión de un hombre hacia una mujer. Los legisladores han sido capaces de aventurarse a crear un sistema que intente compensar un elemento "etéreo" como es la influencia del patriarcado en la dinámica social. ¿Por qué no se aplica esto en los delitos de violación donde, con mucha más razón, la violencia de género goza de su máxima expresión? Es decir: por qué no se entiende que el mero hecho de introducir a una mujer entre cinco hombres en una encerrona con nocturnidad y premeditación es un hecho en sí de violencia?

Es violencia, porque como nos pasaba en el caso del sicario de Capone, la película ya está escrita en la mente de ellos y de ellas. Esta chica, cuando en el espacio de cinco segundos pasa de estar en la calle a estar en un portal a oscuras siendo manoseada, ya sabe que el guión está escrito. Sabe que está a punto de ser violada. Y sabe que existe la inmensa posibilidad de ser asesinada después de eso. Sabe que decir "no" no detiene a un violador (y menos a cinco envalentonados por su "manada"). Lo sabe porque tiene muy claro que cada año mueren decenas de mujeres a manos de los hombres. Sabe las estadísticas, sabe cuantas son violadas. Ha visto CSI mil veces y sabe que las chicas desaparecen. Que las pegan, que las torturan y las violan. Que quizá lo mejor que le va a pasar es que solo la violen. Tiene la cabeza llena de las imágenes de terror que TODOS le metemos en la cabeza. Desde las pelis de Charles Bronson, pasando por sus familiares, amig@s, telediarios... lo que llamamos "La cultura de la violación". Y ellos también lo saben. Saben lo que están haciendo y se valen de ello. "Pórtate bien o será peor". No tienen que decirlo, no tienen que sacar la pistola. No lo necesitan. Porque ellos son la violencia. Son instrumentos de violencia. Son armas de la cultura de la violación, cada uno de ellos.
Claro que hay violencia, claro que ha habido amenazas. Las mujeres llevan TODA SU VIDA siendo amenazadas con esto.
Esta chica no dijo nada, no se resistió. ¿Y si lo hubiera hecho? ¿De verdad pensamos que habría habido alguna diferencia? Recordemos que estos tipos incluso hablaban de llevarse la pistola con ellos.

"Yo llevo la pistola, no quiero mamoneos, cuando estemos borrachos se saca la pistola".

Esto no fue aceptado como prueba por sus señorías. Hay razones legales para ello, no es por capricho. Pero llega el momento de hacer entrar a sus señorías a la sala desde su impás.
Es verdad, por los testimonios (bien o mal llevados por los letrados) no hubo violencia. Y no hubo amenaza armada. Ahora, humanamente creen que NO HUBO VIOLENCIA? Creen que esa gente, esos tipos, dos militares y tres tiparracos inmensos no estaban ejerciendo una coacción directa al obligar a alguien a tener sexo?

Lo siento, pero no lo creo. Pero quizá no sea cosa de los jueces. Y aquí vamos a ponernos en plan abogado del diablo. Imaginemos que los jueces decretan agresión pese a que los testimonios no lo avalen. No soy abogado, ni nada que se le parezca, pero algo he ido aprendiendo leyendo sobre este caso. Y hay una cosa muy importante, que la mala praxis jurídica hecha "desde el bien" SE PAGA. Dictaminar un veredicto que NO ES LEGAL (decidir que ha habido violencia o coacción cuando los testimonios no lo avalan) puede llevar a la anulación de una sentencia. Sería muy fácil recurrir y argumentar prevaricación o el equivalente a la "coacción mediática".
No. Lo que está mal aquí es la ley. No puede ser que la ley no contemple la violencia inherente a los hechos sucedidos. No puede ser que la ley castigue con seis años a un rapero y con nueve a un violador impenitente. Porque eso es algo que debemos recordar. Esta gente no solo son violadores. Son personas que NO SE ARREPIENTEN DE LOS HECHOS. No solo no han admitido nunca su culpabilidad, sino que han acosado a la víctima para intentar librarse de las consecuencias de su crímen. Esto, para mí, es algo que sus señorías se han olvidado. Esta gente, aparte de ser reinicidentes y criminales, no muestra ningún arrepentimiento. Han obligado a la víctima a pasar por otra tortura más para que se haga justicia. Y eso no debe quedar impune tampoco.

La ley tiene que pasar a contemplar la violencia como lo es de verdad, con un análisis profundo, no con una lista de tres supuestos. Hay que dejar de buscar formas de minimizar la violación, de suavizar las cosas. "Si va borracha...", "Si no se resiste...", "Si no les obliga a pegarla...". No. La violación es uno de los delitos que NO tiene excusa. Nadie viola por error. Nadie viola en defensa propia. Si una persona no está capacitada para dar su consentimiento, no se tiene sexo. Si una persona está en una situación de indefensión y presión, no se tiene sexo. Si eres un hombre y sientes que alguno de estos supuestos va a "hacer peligrar tu vida sexual", siento decirte que eres un violador en potencia. Cuando yo tengo sexo me aseguro de que la persona quiera y no se sienta obligada. Porque me preocupa un poco que se lo pase bien y esas cosas. No es un recipiente para mi polla de usar y tirar. Si alguna vez puedes emplear ese término en tus relaciones, puede que seas parte del problema.
Hay una máxima de un grupo de personas, dice así: "No hagas avances sexuales si no recibes las señales de apareamiento."
Es uno de los mandamientos de la Iglesia satanista. Si alguien que tiene el nombre de Satán en su definición es capaz de entender algo tan sencillo y tú no... termina tú la frase.

Concluyendo: necesitamos cambiar la ley para que haga algo que parece evidente cuando hablamos de películas de gangsters pero no parece tan claro cuando hay violaciones de por medio. Necesitamos penas proporcionales y que se cumplan. Y sistemas de reinserción social que impliquen desarrollo empático y toma de responsabilidad. De nada sirve meter una década a un violador en la cárcel si va a salir culpando a las mujeres por sus desdichas.

Pues eso, que hace unos diez años ya iba yo haciendo fotos irreverentes con coronas de espinas. Y entonces nadie me denunció, ni me multaron por ello.
Y es que las modas son cíclicas. Se pone de moda lo ochentero, y lo siguiente que nos viene encima es la Santa Inquisición medieval. Curiosamente, no veo a la gente llorar porque "ya no se va a poder hacer un chiste", ni nadie clamando por la "dictadura de lo políticamente correcto". Pese a que, por definición, justo esto es lo que tenemos delante. La dictadura y lo que es política (y judicialmente) correcto.

no title

Que larga se me está haciendo la dictadura, en serio.

10 razones por las que eres gilipollas

Voy a hablar sobre el juicio por la violación de una joven de 18 años por una panda de malparidos en los San Fermines. Es lo que está de moda, y es lo que me está quemando por dentro. Así que este post tendrá la etiqueta de "odio social" y "de tanto gilipollas y tan pocas balas". Y hará poca justicia a lo que siento en este momento.

Podría decir muchas cosas y seguramente lo haga en el transcurso de las semanas que vienen, cuando haya pasado el NanoWrimo. Pero ahora vamos a lo más enervante.

1 - EL PRESUNTO

Tal y como hacía "El Nota" en la película de los Cohen, existe la tendencia social de apropiarse del lenguaje "oficial" y hacerlo propio. Bien por un afán de hacernos más profesionales o dar importancia a nuestras palabras. Así que cuando los periódicos y noticiarios comentan un juicio, todos comienzan a hablar de "presuntos".
Lo cual puede estar bien a veces, cuando existen dudas razonables sobre la culpabilidad de los implicados, pero no en casos como este.
Porque tú no eres un juez, ni un periodista. El Juez, en este caso, debe mantener la presunción de inocencia, que es un garante de la imparcialidad de la justicia. Un magistrado no debe entrar a una sala con el veredicto decidido, sino que debe de formarlo en base a las pruebas que se presenten en el juicio, y a la validez de estas. Como ocurre con el tema de los whatsapps que no ha aceptado, porque pese a lo incriminatorios que sean, no corresponden a la causa juzgada y son improcedentes.
Debe además aceptar las pruebas de la defensa, por inhumanas que sean (como el espionaje a la víctima) para asegurarse de que se garantizan los derechos de los defendidos.
El juez, además, deberá ceñirse a esas pruebas y no a su opinión personal. Esto puede ser muy doloroso en algunos casos, cuando haya pruebas evidentes del delito, pero sean tomadas de forma ilegal. Es la forma en la que el sistema garantiza los derechos de la ciudadanía. Y no siempre funciona bien.

La prensa, por otro lado, no PUEDE emitir juicios, porque su deber es INFORMAR. Aunque dada la calidad del periodismo en este momento esto sea casi un chiste, la prensa debe ser así. Y por eso emplea el término "PRESUNTO". Porque si no, incurriría en un delito de LIBELO. Que me corrija cualquier pasante, porque yo de derecho solo se decir "Objection!", "sidebar" e "indubis prorreo".

Para el resto de las personas, la presunción es algo opcional. Sobre todo en un caso como este. Yo no tengo por que presumir la inocencia de la manada, porque tengo evidencias NO judiciales de sobra para emitir mi juicio personal.

Y para ello vamos a ver dos relatos escalofriantes:

2 - Blancanieves y los cinco lobitos

Esta es la historia que tú, persona que definiremos más tarde con un epíteto, estás planteando.

Era una noche de fiesta y Blancanieves se encontró con cinco lobitos que no conocía de nada. Se hicieron muy amigos y decidieron intentar pasar un buen rato juntos. Aunque los lobitos querían alquilar una habitación sin que ella lo supiera y por sorpresa, al final tuvieron que conformarse con el lugar más cómodo y romántico que puede una princesa soñar, que es un portal de mala muerte.
Allí, durante quince minutos, los lobitos y Blancanieves montaron una escena de película porno, sin protección, mientras lo grababan con el móvil. Luego se despidieron con prisas, porque es lo que hacen los lobitos y las princesas que se lo pasan de puta madre juntos, y de paso le robaron el móvil a Blancanieves. Y destruyeron la SIM, porque era divertido. Eran lobitos traviesos. Y un poco raros, porque cuando los demás tenemos noches "de locura" con princesas, solemos querer repetir. Y nos llevamos genial. Nos vamos todos juntos de la mano... y quedamos otros días para recordar la puta locura que hicimos. Pero es como si los lobitos no quisieran vovler a ver jamás a la princesa. Blancanieves que no tenía reparo en tener sexo con cinco lobos de todas las formas posibles, decidió entonces que se iba a tirar en mitad de la calle en posición fetal, llorando y fingiendo un estado de shock, para que alguien la encontrara y llamara al leñador. A ver si así podía hacer que cortaran en trozos a los lobitos. Porque es MAAAALAA. Porque se arrepintió a los quince minutos de lo que había hecho.
Paralelamente y sin relación a todo esto, los lobos tenían una acusación por violación previa en otra ciudad, en circunstancias parecidas. También habían hablado con la manada de ir a violar gente. E incluso de llevar armas, de violar princesas extranjeras, de "iniciarse" violando. Y de que tenían que respetar los turnos a la hora de violar. Vamos, lo normal que hablamos todos en nuestros grupos de whatsapp.
Paralelamente varios lobitos tenían también antecedentes por violencia y condenas. Pero eso no importa.

El otro cuento es más corto. Es un cuento de mierda. Un cuento de terror lleno de monstruos inhumanos. De malparidos que decidieron destruir la vida de una joven por quince putos minutos de "pasada". Os podría decir muchas cosas. Que podríais haber ido a mataros a pajas al hotel. Pero esto no va de sexo. ¿Verdad? Creo que era el "Prenda" el que en una declaración de esas de "mejor te hubieras callado" decía que a él casi ni se le puso dura, que ella disfrutó más que él. Me lo creo. ¿Sabes? Lo de tenerla dura. Porque tienes pinta de ser un pichafloja (me vais a permitir el insulto sexista). Y porque esto no iba de tener orgasmos. Iba de poder. De demostrar a tu mierda de manada que eres un macho alfa, de creerte alguien cuando solo eres un miserable excremento que finge ser humano, que pasará sin pena ni gloria por la historia y que lo único que va a dejar a su paso es MISERIA. Esa es vuestra herencia, eso es lo que habéis traído a este mundo. Miseria, odio, dolor. A una persona que tiene la vida por delante, que podía haber tenido más o menos suerte y felicidad, ilusiones, sueños y fantasías. Y la habéis jodido de por vida. Espero que no sea así, que algún día pueda llevar esa vida que le habéis robado. Pero eso es lo que haces cuando VIOLAS a una mujer. Le jodes la vida. Tu puto orgasmo de pichafloja, tus quince minutos de excitación y tus galardones de lobo descerebrado no durarán una puta mierda en tu vida, y marcarán la suya. Espero que algún día entiendas eso, y que te hundas en la miseria de la puta vergüenza que nos das a los demás.
Pero me estoy desviando.
Ese cuento ya lo conocemos. Porque es una triste realidad en nuestra sociedad. Y siempre funciona igual. Siempre es lo mismo. No voy a contarlo más.

3 - Hablemos de números y de mujeres

Eh, tú. Hombre que me lees. Te hablo a ti. ¿Sabes cuantas mujeres de tu entorno querrían tener sexo con cinco desconocidos en un portal? ¿No? Si eres de los que dicen "presunto", hazme el favor y se lo preguntas. Cinco tipos que acabas de conocer. ¿Te los follarías a todos en un portal? Creo que la respuesta la sabemos todos. Oye, y puede que mientan. ¿Eh? Puede que incluso a alguna le excite la idea. ¿Pero sabes por qué no lo haría? Leelo en voz alta: A LAS MUJERES LAS MATAMOS LOS HOMBRES.
Esto es complicado, porque tú tienes un pene y una sexualidad hetero, normalmente, y tú no sabes lo que es estár indefenso sexualmente. Si yo me meto con cinco tías en un portal a follar, se que cuando yo diga: "por aquí no paso", las tías me van a dejar en paz. Se que si se ponen violentas, mi vida no corre peligro. No me asustan las mujeres. Y deberían, ojo. El otro día casi me matan entre ocho niños de infantil jugando, que se me tiraron encima. Cinco mujeres adultas podrían fácilmente reducirme y matarme. Pero esto no va de lo que "podría ser", sino de lo que yo siento. Yo me siento seguro rodeado de mujeres, e incluso me siento que CONTROLO la situación si tengo sexo con cinco mujeres. En mis fantasías, claro. En la realidad nunca ha pasado. Porque que cinco mujeres quieran tener sexo conmigo, por separado, ya es una fantasía. Que sea a la vez, es DE PELI PORNO. Casi igual que lo de que una chica de 18 quiera tener sexo con cinco a la vez. Es una fantasía de PELI PORNO. Por eso no me lo creo. Por eso y porque cuando esa mujer cruza el portal para tener sexo (no engañada u obligada, voluntaria), intuye que no hay vuelta atrás. Si quisiera entrar para hacer una pajilla a los cinco o un bukkake y de pronto ellos deciden que lo que les va es el sexo anal con bates de baseball, ella sabe que lo va a tener jodido para echarse atrás. Y mucho más si luego quiere denunciar. Y os recuerdo que si ella quiere chupártela y nada más y tú la obligas a otra cosa, ES UNA VIOLACIÓN. Cualquier acto no consentido ES UNA VIOLACIÓN. Me da igual se es tu novia, si habéis follado antes o si te está agarrando el pito. Si dice no, se acaba. Y punto. No se puede decir más claro.

Así que tenemos un caso excepcional: una chica de 18 (la edad importa en estas cosas), que quiere hacer "lo que le pidan", con cinco desconocidos, en un portal de mala muerte. Y no tiene miedo a que las cosas se salgan de madre.

Os desafío a hacer la encuesta, pero vamos a suponer que existe alguien así. Improbable, pero posible. Una entre un millón. Por eso no me creo una mierda de vuestra historia.

4 - Princesos azules

Sois unas joyitas. ¿Lo sabéis? Cinco duráis quince minutos. Y ella se queda supercontenta. ¿Verdad? Se nota que conocéis lo que le gusta a una mujer. Por eso, cuando termináis de pasarlo de puta madre, la dejáis tirada en mitad de la noche. No la acompañáis a su casa/hotel. Habéis terminado, y os piráis. Eso es lo que se hace cuando se va al parque de atracciones. Te subes, es una pasada y te bajas. O cuando te comes un bocata. Lo abres, es una pasada, y tiras el envoltorio. Vamos, cuando USAS un objeto. Y eso es lo que ella era para vosotros. Un objeto para vuestra mierda de fantasía de machunidad casposa y violenta. Vuestra mierda de escena de San Torbe. Un accesorio para vuestra noche de lobos.
Pero una persona real, tiene sentimientos. Una persona real, tras pasarlo de puta madre con alguien sexualmente, se va a tomar algo con ese alguien. Incluso se acaramela. Incluso quiere repetir. Esa tía tendría que haber sido vuestra reina esa noche, habríais ido por ahí, tomado algo y OTRA VEZ más. Porque que guay lo hemos pasado todos, joder. Habéis encontrado a una entre un millón, la fantasía total porno.

Pero no. La dejáis tirada en el portal y os piráis. Le robáis el móvil, no os pasáis los números. Nada. Ese objeto está deshechado. Por eso no me creo una mierda de vuestra historia. Porque en estadística, esto es combinatoria. Las posibilidades de que hayáis encontrado a esta aguja en el pajar y os comportéis como auténticos cretinos, son muy pequeñas. Y las posibilidades se combinan multiplicando.

5 - Los 15 minutos de fama

El sueño de toda mujer es que la grabes follando. Y que luego lo difundas entre tus colegas. El sueño de toda mujer es que unos desconocidos la graben haciendo un gangbang y luego lo difundan, sobre todo en estos días de Internet que llega a todas partes.
Incluso aunque todo esto hubiera sido consentido, el mero hecho de difundir un vídeo sin su consentimiento debería estar penado. Por eso no me creo que ella os dejara grabarlo. Por eso no me creo una mierda de vuestra historia.

6 - Los príncipes de los ladrones

Te lo has pasado teta con una chica, y mientras ella se pone las bragas, le robas el móvil y destruyes su SIM. Porque eres un príncipe azul de los cojones. No porque quieras evitar que llame a la policía mientras pones tierra por medio. No se cuantos habéis robado el móvil a una chica con la que acabáis de tener sexo, pero yo no conozco a nadie. Ya es mala suerte que seais también uno entre mil. Un cabronazo entre mil. Os recuerdo que las posibilidades se siguen multiplicando. Por eso no me creo una mierda de vuestra historia.

7 - Pues ahora me enfado

La chica se arrepiente. A los pocos minutos de vuestra espantada, es encontrada en la calle en posición fetal, semi desnuda y en shock. Aparte de que hace frío y que la gente que está semidesnuda en la calle puede ser violada (como se vio en el caso de Londres), esta chica ha decidido poner en marcha un maquiavélico plan para culpar a los príncipes inocentes. En cuestión de minutos. Y es una actriz de primera. Las posibilidades de esto son, de nuevo, minúsculas. ¿Una chica que estaba encantada de practicar sexo con desconocidos sin protección se arrepiente de lo que ha hecho en pocos minutos? ¿Está dispuesta a pasar por un INFIERNO mediático, policial, legal? ¿Solo para vengarse de unos tipos que no conoce y con los que se lo ha pasado "de puta madre"? Estamos hablando de una persona desquiciada y maquiavélica a nivel teleserie. De una persona excepcional, de una entre un millón. Por eso no me creo una mierda de vuestra historia.

8 - Que casual que casualmente pasan tantas casualidades

Pero la policía interviene, encuentran a "la manada" y salen a la luz una serie de hechos. Hechos como que están acusados de violar en grupo a otra chica en otras fiestas, que tienen un grupo de Whatsapp donde deben "iniciarse" en la manada, violando, se supone.
 
Donde ofrecen rohipnol (reinoles) una droga llamada "de la violación" (sic)


  • "¿Llevamos burundanga? Tengo reinoles tiraditas de precio. Para las violaciones".

Donde hablan claramente de que deben "organizarse" para violar


  • "Hay que empezar a buscar el cloroformo, los reinoles, las cuerdas... para no cogernos los dedos porque después queremos violar todos".

y lo que es peor, incluso ADMITEN la ilegalidad de sus actos: (sic)

– Madre mía os van a meter preso chavales jajaja. Carman (*Prenda) ve un cuerpo humano inconsciente y ahí está el tío ya sea para robarle o para meterle mano jajaja

Que casual que a estos señores, además, les diera por bromear con violar a una entre cinco, que estuvieran fingiendo planear una violación con drogas y cuerdas. Esas cosas que todos hacemos en los grupos de whatsapp. ¿Ah vosotros tampoco? Entonces va a ser otra de esas cosas que hacen solo uno entre un millón. Por eso no me creo una mierda de vuestra historia.

9 - Viva la fiesta

A una chavala de 18 años que le apetece tener sexo con un grupo de desconocidos en un portal de mierda, resulta que no le preocupa que la dejen preñada, o que la infecten con cualquier enfermedad. Es ese raro ejemplar de fémina que va por la vida sin preocuparse por que la asesinen, difundan sus vídeos por la red, la dejen preñada o la peguen el SIDA cinco guarros. Es, podríamos decir, una entre un millón. Esto se resume de la siguiente manera.

Sea A la probabilidad de encontrar una chica que quiera tener relaciones con cinco desconocidos. B que no quiera usar protección. C que no le importe que la graben. D  que se cruce con unos tipos que tras pasarlo genial con ella no quieran volvera a verla. E que luego se arrepienta al instante y decida montar un plan maquiavélico. F. que le roben el móvil y le rompan la SIM. G que esos tipos tuvieran una denuncia en Córdoba por violación múltiple. H que además tuvieran un grupo donde solo hablaran de ello con bromas muy explícitas y donde se considerara que sus actos son "para meterlos presos".

A=1/1000000
B=1/50000
C=1/10000
D=1/1000
E=1/1000000
F= 1/100
G=1/1000000
H=1/10000

Ahora la combinatoria no sería tan simple, porque algunas posibilidades serían compatibles entre sí, pero esto no es un ejercicio exacto, sino aproximado. Es un especie de ecuación de Drake. A*B*C*D*E*F*G*H= 1/500000000000000000000000000000000000

Ya no se si he contado bien los ceros. Pero como, repito, esto es una estimación personal, mi juicio lo baso en que tu historia es creíble en  1/500000000000000000000000000000000000. Por eso no me creo una mierda de vuestra historia

10 - Es por esto que eres un gilipollas


Quedaría una última razón, pero no es de este caso, es de cualquier caso de violación. Facebook se ha llenado de imágenes diciendo: "YO TE CREO". Yo aun no he puesto la mía, entre otras cosas porque publiqué un estado diciendo justamente eso, que las víctimas de violación necesitan que las arropemos, las escuchemos y que se las crea.
Esta sería mi versión plomiza y eterna de YO TE CREO. Y es más, creo que puedo explicar por qué deberíamos creerla. Eso es lo que he intentado hacer.

Pero no solo porque este caso sea flagrante, sino porque YO OS CREO. Esa ha de ser nuestra postura ante una denuncia. Porque estamos viendo el calvario que está pasando esta chica, y lo hemos visto antes. Hemos visto como se ceban con ellas hasta que incluso tienen que retirar la denuncia. Cuando una mujer denuncia ABRE SU INTIMIDAD AL PÚBLICO. Abre su momento más horrible, vergonzoso, doloroso y cruel ante la mirada de una sociedad MACHISTA, llena de MIERDA patriarcal y de MISOGINIA. Cuando una mujer acude a la policía a contarle que ha sido vejada por una panda de desgraciados, tiene que compartir su peor momento, su acto más vergonzoso con toda la sociedad. Que la va a MACHACAR. La va a destruir. Irá a por ella con uñas y dientes, culpándola de la agresión, llamándola puta, fresca, mentirosa. Va a defender a sus violadores, mostrando su lado bueno y positivo. Lo guapos que son (que por cierto estos malparidos son clónicos, ¿soy el único que lo ve?). Va a tener que repetir su agonía ante un tribunal, saber que muchos estarán viendo el vídeo y poniéndose borricos, porque es así de asquerosa esta mente patriarcal. Podría elegir lidiar con su dolor a solas, intentar rehacer su vida. Saber que irá por la calle y nadie sabrá nunca lo que le han hecho, y podría olvidarlo. Pero no lo hace. Porque quizá el último clavo del ataud es saber que esta gente está tan contenta mientras te ha arruinado la vida, y lo que es peor, LO VOLVERÁ A HACER.

Denunciar requiere valor. En un juicio tan morboso como este, requiere un valor que ya quisieran mil manadas de lobos. No leerás esto, no se si te servirá de algo, pero eres una valiente. Eres una guerrera y lo que haces tendrá su eco en el futuro. Se que ahora no lo parece, pero gracias a ti mis hijas vivirán en un mundo más seguro. Y por eso te doy las gracias. Yo te creo, y estoy en deuda contigo. Mucha suerte.

Finalmente, y si has llegado hasta aquí, mis enhorabuenas. Tienes aguante. No cualquiera se lee estos tochos. Si has llegado hasta aquí tienes dos opciones: piensas que esa gente puede ser inocente, o piensas que son culpables. Puedes seguir diciendo "presunto", pero a estas alturas o eres gilipollas o no entiendes una mierda de como funciona la mente humana, la de la mujer y el mundo en general.
Cuando dices "presuntos", estás dando fuerza a la versión increíble de esta panda de energúmenos. La misma que contrata a detectives para demostrar que la víctima "no lo ha pasado tan mal". Gente PERVERSA y MALVADA. Decir presuntos en un caso tan flagrante es insultante. Ofende a la inteligencia y el sentido común. Y te convierte en parte en cómplice del circo mediático que está bombardeando a esta pobre chica. Ella también es una presunta. Ella también se merece que se asuma que no está levantando falso testimonio, que dice la verdad, que no comete un delito de perjurio. Tú decides.

El Reino de los Gilipollas

Esta entrada lleva un tiempo en mi mente, pero como muchas otras, siempre la dejo para mañana. Y mañana ha llegado.

Hoy veo en las noticias que el juez ha dictado sentencia en el caso del "Caranchoa", y que ha multado al repartidor que abofeteó al youtuber con treinta euros de vellón por el guantazo de la discordia. No es el objetivo de esta entrada hablar del tema, porque eso daría para otro debate, pero me parece una sentencia muy correcta. Una multa simbólica y un texto que deja claro que: (...) "existió una asunción de riesgo por parte del denunciante, que sabe que se expone al resultado". Es más, la actuación del youtuber con su grabación "rebasa incluso la mera auto-puesta en peligro para llegar al consentimiento pleno en las lesiones".(...)

Esencialmente, el juez ha dicho que el youtuber se ganó la hostia, pero que nada exime al señor repartidor de su responsabilidad civil y que no es nadie para ir repartiendo mamporros a la gente. Y yo creo que tiene más razón que un santo.

Pero decía que este no es el tema, y este no ha sido el detonante que me ha hecho desempolvar el blog. No, lo que me ha molestado realmente es que en los comentarios de la noticia, alguien se mofaba de los espectadores aplaudiendo de manera tácita la actuación del caranchoa. Al parecer, el youtuber anteriormente-conocido-con-otro-nombre-que-me-da-mucho-asquito pero al que llamamos "Caranchoa" en un acto de justicia poética, cuando empezó a ver que la red se le volvía en contra con una oleada sin precedentes de efecto Streissand, decidió cerrar su actitivad, borrar todos sus vídeos de bormas pesadas (dejando, al parecer, solo los de caracter "benéfico") y finalmente, vendió el canal a una empresa de gafas de sol Alicantinas (Hawkers) por una cantidad indeterminada, pero que fuentes de Espejo Público situaban alrededor del millón de euros.

No se qué os parece eso, pero a mi me parece indignante.
Pero es lo que nos toca.

La primera vez que pensé en escribir esta entrada fue a raíz de una de esas excursiones de Youtube que no recuerdas como empieza, pero sí como acaba. Se que terminó en un extracto de programas de actualidad con entrevistas, y puede que comenzara con una canción del Reno Renardo. Acabé viendo un vídeo de algún programa de telerrealidad en el que se paraba a jóvenes en controles de la Guardia Civil, y concretamente, uno de ellos, era especialmente hostiable. Era un chaval con cara de capullo integral que iba puesto de TODO, conduciendo su coche de gama alta y riéndose como un cretino mientras el agente le estaba cargando de multas. Ese personaje había puesto en peligro su vida, la de sus amigos, pero mucho más importante, la todas las personas que se cruzaron con él esa madrugada y que no tenían la culpa de su estupidez.
Realmente esa persona me produjo un intenso desagrado. Pero lo que me molestó realmente era el vídeo relacionado que seguía a ese, en el que el tipo acudía al plató del programa del clon de turno de Ana Rosa Quintana a contar su experiencia. Porque claro, el tipo se había vuelto viral gracias a la red y era noticia. Y entonces los programas lo querían en su estudio. Y seguramente le habrían pagado por ello. Entonces mi mente hizo la asociación. Esa persona estaba siendo recompensada por ser un cretino. Por ser un payaso mediático. Pero lo más grave, estaba siendo recompensada por haber cometido un delito, no arrepentirse y reírse de la vida de los demás.

Y no era solo él.
Ya conocía el fenómeno "freak" de la televisión, donde personas sin un talento en particular eran encumbradas a la altura de celebridad simplemente por ser un engendro estrambótico que despertaba el interés o la simpatía de las masas. Y eso me parece triste, sí, pero realtivamente inocuo. Hasta podría verlo con cierta envídia, pero esto... El hecho de que comportamientos antisociales, negativos y despreciables acaben siendo premiados me parece intolerable, la verdad. Me parece peligroso.

El tema de Caranchoa es un síntoma del nuevo mundo en el que vivimos. Existen nuevos conceptos y nuevos fenómenos. La viralidad es uno de ellos y es bastante más compleja de lo que parece. La ilusión de populismo en las redes crea unos fenómenos muy curiosos, como lo es el linchamiento social, el efecto Streissand, este para el que no tenemos un nombre definido, pero que podríamos llamar Paradigma Caranchoa.
Quizá estos fenómenos existieran antes, pero la Red actúa como una placa de Petri abierta para ellos. Crecen muy rápido y sin control.

El linchamiento social, por ejemplo, puede ser un acto de justicia bien merecido. La única forma que tiene la persona de a pie de procurarse justicia ante los abusos de los poderosos. Poder callarle la boca al presidente del gobierno por Twitter o criticar a un famoso por decir barbaridades es muy atractivo a mis ojos. El problema viene cuando el falso anonimato de la red hace que se pase de la respuesta ecuánime al abuso desmedido. El señor Caranchoa nos sirve en este caso también como ejemplo (malo). Le llovieron por todas partes, le dieron la del pulpo por las redes sociales y sus colegas youtubers usaron su desgracia para sacar nuevos vídeos, ganar más likes y los dineritos que los acompañan. Hasta aquí me parece genial. Has elegido hacer carrera en la vida pública, la vida pública te juzga y te sacude por tus actos. Tus malos actos. Pero entonces la cosa se va de madre, literalmente, y empiezan a insultar a los miembros de tu familia directamente, y le empiezan a amenazar físicamente. Se nos va la pinza mucho a los humanos. Nos sentimos arropados por la masa, y sacamos lo peorcito. Este señor NO MERECE ESO. Y mucho menos su familia. Merece que le den en los morros (metafóricamente) con el mismo medio que ha empleado él para hacer sus tropelías. Y ya.

Y el tema de la viralidad es mucho peor. Porque Caranchoa eligió meterse en esto. Ganaba dinero con ello. Y la cagó al hacerse el listo. ¿Pero, y "La he liao parda"? Mejor ni busquéis de quien hablo. Es una chica que cometió un error en su vida. Un error grave, pero lo peor no fue haberlo cometido. Sino hablar de ello para la televisión. Agitada, asustada, visiblemente afectada explicó a un reportero su odisea. Y soltó un latiguillo que la va a perseguir toda la vida. Esta persona, que podríamos ser cualquiera, no se tomó a broma su error, pagó con creces las consecuencias de él. Y además, de regalo, quedó estigmatizada de por vida. Pasarán muchos años hasta que la gente la deje de señalar por la calle (lo se de buena tinta, aun pasa). Y sin embargo, no supo subirse al tren del dinero del Paradigma Caranchoa.
Simplemente le jodieron la vida.

Así que por un lado tenemos un sistema que castiga el error de manera desorbitada y premia la maldad premeditada. Todo vale en nombre de las visitas, la viralidad y hacerse unas risas a costa de otros.
Y creo que ni somos capaces de comprender lo que está pasando en realidad. Vamos dando palos de ciego, buscando fórmulas para gustar y lograr esa gloria rubiusesca, esa fama viral y los patrocinadores de turno. Las televisiones, los youtubers y en general, todo el mundo.

Y si lo pienso un poco me parece un escenario delirante.

Bueno, año nuevo y lista de propósitos nueva!

NO.

Este año no voy a proponerme nada, porque siempre lo olvidamos todo a mitad de trimestre (siendo generosos) y lo seguimos recordando poco a poco hasta ver como en diciembre hemos FRACASADO. Así que nada de proposiciones o proyectos. Voy a hacer lo que quiera. Y ahora quiero proponerme escribir más a menudo en el blog. Porque se me ocurren siempre posts que voy abandonando porque no me lee más que un amable troll de levante y gente que entra cuando monto polémica. Y me apetece contar mis neuras. Así que vamos con uno de esos que tenía guaradados en la cabeza desde hace tiempo: Las cosas que odio muy mucho del Internet de hoy.

COSA NÚMERO 1: EL CLICKBAIT

Aún a riesgo de pecar de anglófilo, creo que el término es rotundo. Cebo para Clicks. El clickbait se ha convertido en una pesadilla para mí, y como otra cosa que odio bastante es la generalización ombliguista, digo que para mí, aunque estoy seguro de que no estoy solo. Ya sabéis de lo que hablo, esos enlaces que prometen algo apasionante pero no te dicen qué es, te obligan a tener que abrir una web por puro morbo o simple curiosiad, y luego no cumplen. No merecía la pena, o ya sabías de qué te hablaban.

Flash de noticias, gentucilla: los titulares tienen una función, resumir el contenido.
Mi política, cada vez más, es la de ignorar directamente los contenidos. Aunque reconozco que a veces me sigue picando la curiosidad y muerdo el anzuelo.

Como dato curioso, ayer pospuse una reflexión sobre Gremlins en Facebus y emplee una frase similar al clickbait estandar, y la gente pensó que estaba haciendo una coña sobre el tema. Me he convertido en lo que siempre he odiado.
Entiendo que esto es parte del funcionamiento de la web, del tema de las publicidades y demás, pero empieza a corromper el contenido de la red. Mi única esperanza es que como otras plagas odiosas, su propia definición las acabe pasando de moda y convirtiendo en algo del pasado. Cuando empecemos a huir del clickbait, la forma de reclamar la atención cambiará.

COSA NÚMERO 2: EL ENTERADILLO DEL TRIVIA

Esto me enfurece a nivel personal. Se que es estúpido, porque no me hablan a mí, pero esos titulares de "esto no lo sabías" se me antojan al repelente niño Vicente que se sorbe los mocos, que va de listo y que es muy hostiable a nivel dialéctico. Ya sabéis a que títulos me refiero: "Cincuenta cosas que no sabías de comerse los mocos".

Por suerte, creo que no soy el único que encuentra prepotente y repelente el sistema y muchas webs han optado por emplear un acercamiento más relativista: "Cosas que seguramente no conocías" o "Cosas que quizá no conocías". Cambiar un "puede que te sorprendan" a "te sorprenderán" es sutil, pero a mi me despierta menos hostilidad. Soy un ente de impulsos protéicos.



COSA NÚMERO 3: LAS WEBS DE NOTICIAS SATÍRICAS

Esto se remonta a una entrada en el blog en la que critiqué un artículo sobre un nuevo Apple, y resultó ser un vídeo de The Onion. Y la amable apuntadora de turno me amonestó por haberme creído un vídeo de una web conocídamente satírica. Bueno. Por partes. La web es inmensa. Y yo siempre me sorprendo de saber que hay gente que no sabe qué es 4chan, Chatroulette, el Goatse, el Rubius o el Pedobear. Lo que es inmensamente conocido para unos, no tiene por qué serlo para otros. Esto no es cultura popular, y siempre habrá una primera vez que te encuentres con un contenido humorístico que no lo parezca, proveniente de una fuente que no tienes por qué conocer.
Ahora ya con muchas horas a mis espaldas no me la cuelan con tanta facilidad, porque si algo me suena raro miro la fuente y evalúo. Ahora es difícil que nadie sepa que El Mundo Today es una web de noticias satíricas. ¿o no lo es? Dice el refrán que cada segundo nace un nuevo tonto, no voy a insultar a la gente que pica con esas noticias, pero lo cierto es que cada segundo nace una nueva persona en la red, que no tiene por qué saberlo todo. Y esa persona picará, al menos, una vez. Y el resto de nosotros deberemos presenciarlo, y a mí, al menos no me suele hacer gracia verles equivocarse. Entiendo e incluso a veces disfruto este tipo de humor, casi cada día veo noticias de EMT o Rokambol que son muy ocurrentes y me hacen sonreir. Claro, que luego llegan nuestros medios y copian noticias satíricas de medios extranjeros que no conocen y entonces, de pronto, la cosa deja de tener gracia. Porque los bulos se propagan y es mucho más difícil desmentirlos que creerlos.
Como ejemplo, ya me he creado un texto estandar para desmentir la noticia que repiten las webs cristianas sobre Michio Kaku demostrando que Dios existe por cosas del semiradio de los taquiones. Da igual las veces que explique que es una noticia falsa, que es un absurdo físico. Siempre la mentira se propaga más rápido. Siempre aparecen nuevas personas creyentes (o no) deseando compartir ese hallazgo que ven repetido una y otra vez por la red. Porque por cada web desmintiendo, tienes veinte mintiendo. Probad a buscar en Google "Michio Kaku Dios". Es verdad que por suerte el algoritmo ha puesto dos webs escépticas, pero el resto, apabullante, son repeticiones de la misma mentira. Y no solo el blogs, en medios como Msn.com o Añocero (ejem...). Vale, no son medios periodísticos serios, pero existe una diferencia entre no hacer buen periodismo y publicar mentiras de webs paródicas. Una bien gorda.

Otro ejemplo curioso fue mi encontronazo con la web de Emitologías, un blog donde subtitulaba: "Explicaciones mitológicas para comunes expresiones". Cuando descubrí esa web me maravillé. Tenía un contenido super divertido e interesante sobre el orígen de expresiones comunes como: "Comerse un marrón", "darle la del pulpo", "Partir el bacalao", "Irse la olla". Explicaciones bastante plausibles enmarcadas en episodios oscuros de la historia. Por ejemplo, "comerse un marrón" lo atribuía a una costumbre de la primera guerra mundial en la que un general premiaba a los voluntarios a las misiones "suicidas" con un postre "marrón glacé". Servidor siempre habría jurado que era por la similtud entre la mierda y el marrón, pero la explicación no era ridícula y parecía bien documentada. Otra, por ejemplo, "ponerse a parir", la situaba en la antigua Grecia en la que las parturientas se insultaban iracundas porque pensaban que los insultos provocaban el parto. En ausencia de una información tan específica, una persona que no tiene una licenciatura especializada en el tema se cree que eso sea posible. Semanas más tarde descubrí que la web era una invención muy original del autor, que se defendía argumentando que su web se llamaba "emitologías" y no "etimologías", y que dejaba muy claro que eran "explicaciones mitológicas".

Ya, yo en mi blog he puesto "odio a los blogs y los mimos " y escribo en un blog, leo muchos y los mimos... ¿quien no odia a los mimos? Bueno, pero en realidad, NO. Lo puse porque cree el blog en una época en la que me resistía a abandonar el formato de los foros y todo el mundo se hacía blogs, y porque me hizo gracia.

Si me dedicara a escribir noticias falsas (o artículos falsos sobre etimología) lo pondría bien claro al principio. Pero entonces no tendría tanta gracia, ¿no?. Claro, yo, desde que supe que esa web era falsa, pues dejé de vistitarla. Sí, las invenciones del autor son ocurrentes, pero lo que realmente me llamaba la atención era que fueran ciertas.
Ni que decir tiene que varios periódicos "serios" robaron artículos de su web y los publicaron como ciertos. Porque eran muy interesantes... si eran ciertos. Y la mentira se extiende.

COSA NÚMERO 4: LAS NOTICIAS SATÍRICAS DE WEBS SERIAS

Esto parece lo mismo que lo anterior, pero no lo es. Ahora, recién pasado el 28 de diciembre, se disparan las noticias falsas en webs serias. Incluso en periódicos.

¡¡¡JAJAJAA!!! ¡Qué gracioso! ¡El diario de Granada dice que van a prohibir las tapas! ¡JAJAJA!

NO

No es gracioso. Siento ser el puto Grinch, pero si escribes un periódico, tu trabajo no es ser gracioso, es contar la verdad. Los bloggers tienen un pase (que no), pero los periódicos NO. Y lo mismo va para los extranjeros con su April's fool. Es el día en que todo elemento mediático, sea el que sea, se siente en la necesidad de contar una mentira para "hacer la inocentada". Y esto tendría su gracia fuera de la era digital. En los ochenta, te podían colar una inocentada en el telediario y jajajaja... que simpáticos.

Pero esto es INTERNET, madafakas. Aquí las cosas, NO DESAPARECEN. Si tú le cuentas una broma a tu compañero de curro, mañana será una anécdota. Si lo publica un periódico, mañana estará secando las baldosas de la cocina. Si lo hace la tele... bueno, esto ya no se va tan fácilmente. Por lo mismo. Porque nunca sabes cuando esa noticia falsa ultrajante saldrá en un meme, en youtube o a saber. Pero en las webs... te cagas, moradas. Una vez que lo cuelgas, entra en los buscadores. Y el 28 todos estamos con la mosca detrás de la oreja y no nos la cuelan. Pero el 30 ya se nos ha pasado la paranoia, y la red está llenita de noticias suculentas que son demasiado increíbles si no fuera porque es ese sitio tan serio el que las publica. Y antes de que puedas buscar la letra pequeña donde pone que se publicó en 28/12 (o 4/1) ya estás echándote la manta a la cabeza.

Y de nuevo, MÁS MIERDA A LA RED. Más mentiras, más desinformación, más malentendidos... y todo porque la tradición dice que un día al año tienes que hacerte el gracioso.
Las bromas de los días de inocentes las pagamos el resto del año. De todos los años. Porque en la web, las cosas no desaparecen tan fácilmente. Porque no miramos las fechas de las noticias, nos importa que son noticias. Y porque depositamos la confianza en las personas que nos proporcionan esas noticias. Cada vez que un medio serio te cuela una inocentada, te está pegando una puñalada trapera. No tiene gracia, porque nuestro contrato tácito no es ese. Pero bueno, así aprendemos a no fiarnos de nada.


COSA NÚMERO 5: TWITTER


Twitter mola. Pero también lo odio. Intenta resumir cualquier opinión en menos de 140 caracteres. Y el mundo y el pensamiento es más complej

COSA NÚMERO 6: TWITTER (2/2)

Quizá, solo quizá, intentar expresar ideas en tan poco espacio nos obliga a simplificar también nuestro pensamiento.Lo cual no me hace feliz

COSA NÚMERO 7: LISTAS, LISTAS, LIIIISTAS!! TODO VA EN LISTAS!

Esto más que enfuerecerme me molesta conmigo mismo. Porque funciona. Por alguna razón, nos gusta ver las cosas en listas. Y yo al menos pico una o dos veces por sesión de Internet. Y porque funciona, lo voy a emplear más a menudo a ver si me convierto en una star.



COSA NÚMERO 8: LOS YOUTUBERS

Los y las youtubers son un fenómeno de las nuevas generaciones y una nueva forma de entender la sociedad. No voy a decir a la que nos encaminamos, porque ya estamos en ella y porque la tecnología avanza tan rápido que los paradigmas cambian de un día para otro. Y me parece genial, no soy un viejuno que se lamente de todo lo que hacen los jóvenes. Sí que es verdad que no conecto con este mundo en general, porque el tema de los gameplays y los youtubers "de moda" no me llega a calar. Sigo a algunas persona que me gustan, y sobre todo soy habitual de gente que hace cosas muy interesantes. Pero creo que calidad y cantidad pocas veces van unidas, y por encima de todo aprecio la frescura y la originalidad. Y creo que esto cada vez se ve menos. Por un lado son muchas las personas que hace vídeos, y por otra hacen demasiados vídeos (a mayor cantidad, más ingresos). Esto no puede ser compatible con una calidad aceptable a menos que seas un genio y figura, y no lo son. Veo siempre los mismos patrones, los mismos temas y el mismo formato en los vídeos (al menos en los populares). Una plataforma que podría servir para ampliar el horizonte de la creatividad parece haberse convertido en una forma de maximizar la mediocridad. En una herramienta para crear escaparates de egos inflados y cultos a la personalidad. Encuadres iguales, decorados similares, temas similares, tonos de voz similares, sobreactuaciones similares. A veces alguien te sorprende y aporta algo muy especial, pero por norma general, me aburre mucho el contenido.


COSA NÚMERO 9: LAS WEBS CON ARTÍCULOS DE MIL PARTES

Ya se que os pagan por cada página que abrimos, pero una foto por página NO. Me parece abusar. Ha llegado un momento en mi vida en que me planteo ver cualquier cosa si tiene más de cinco partes.

COSA NÚMERO 10: HE DETECTADO QUE ESTÁS USANDO ADBLOCK!

Nos cosen a publicidad, esto es parte del juego de Internet. Pero a veces llega al punto de NO poderse abrir la web que intentas ver. Sobre todo en los móviles. Te redirigen a webs fraudulentas que rozan lo ilegal, te llenan todo de clickbaits y de botones falsos (el clicbait original). Así que te instalas un adblock para que navegar no sea un deporte de riesgo. Y entonces se te quejan de que tienes un adblock. Como siempre, pagan justos por pecadores. Pero yo quiero poder leer el contenido de las webs. Una solución es el whitelisting, pero es tan molesto como la mierda del aviso de las cookies (más). Algo tendremos que hacer para que la gente decente pueda cobrar por la publi y los usuarios no seamos estrangulados por un banner rebelde. ¿qué tal una prohibición de publicidad abusiva?

Y se que me dejo unas cuantas cosas en el tintero, pero no había pensado en escribir en el blog realmente, y ya es tarde. Así que sin fotos ni nada. Ya haré si eso una segunda parte. O en doce partes.

Orange Country

Trump ha ganado.

Y la tercera guerra mundial es trending topic en Twitter.
Y la verdad es que el tipo es repugnante, es un ignorante, un timador, un violador machista, xenófobo, bocazas. Vamos es un excremento de persona, sí.

Pero no es el fin del mundo.
Poner en la otro fiel de la balanza al santo Obama.
En un día normal, sus drones están sobrevolando países de medio oriente, asesinando gente sin identificar, cualquier blanco es válido si es un varón mayor de 15 años. Es un señor que ha mantenido varias guerras en curso, que no ha cerrado la aberración contra los derechos humanos que es Guantánamo, durante su mandato no se ha erigido un muro con México, pero se ha permitido que milicias de racistas armados patrullaran la frontera de Texas para expulsar inmigrantes.
A la gente le gusta hablar como si el tipo del despacho oval pudiera apretar un botón y mandarlo todo a la mierda, pero si algo hemos aprendido del estado de los silos de misiles de los USA es que su protocolo de actuación depende de mucha gente, de software en discos de cinco y cuarto y de que realmente puedan despegar esa mierda de ICBMS sin mantenimiento. En realidad, no es tan sencillo como abrir la mesa del despacho y pulsar "EL BOTÓN".
Nos han vendido la democracia unida al culto de la personalidad. Nos venden salvadores unidos a un partido, monos de feria, peleles a los que podemos ver la cara, ridiculizar y criticar. Pero por detrás tienen una mano bien larga metida en el culo que mueve los hilos. Rajoy no es nadie, solo un testaferro de un colectivo de intereses. Lo mismo que era Obama o Jorgito Bush.
Seamos sinceros, ya hemos pasado por un imbécil en la casa blanca. Un borracho que había arruinado las empresas que había dirigido, que era un iluminado religioso que hablaba con Dios. Un idiota con cara de idiota. Él no gobernaba, era un pelele de terceros y no nos llevó al apocalipsis.
Sí que jodió mucho las cosas, la verdad. Y le eligieron dos veces.
No, el problema NO es que haya ganado Trump, sino que no ha ganado alguien que no fuera Republicano o Demócrata.
En realidad si que hay un grave problema con que haya ganado Trump. Y es que este señor era un misógino xenófobo, ignorante, bocazas, infantil, marrullero, agresor sexual, incestuoso, warmonger, fearmonger, balbuceante pedazo de mierda. Pero lo era ABIERTAMENTE.
Y la gente le ha votado.
Así que ya sabemos qué tipo de gente somos en este mundo.
Somos el tipo de humanos al que le ponen borricos esas cosas.
Chungo lo llevamos.

El Terror de lo políticamente correcto

Bueno, estoy perreando antes de irme a la cama y me encuentro con que alguien enlaza esto. Casi me huelo lo que voy a ver, pero me deja tan perplejo que pierdo una hora de mi vida discutiendo solo con alguien que no me va a responder. Así que lo copio del comentario de Youtube y torturo a mis cuatro gatos. Os chincháis. Que pronto escribiré más entradas.

Este es el vídeo de la discordia.

Hay tantas cosas mal en esta charla que es difícil empezar.

¿Empezamos por el gratuito concepto de los "Estupendos"?

Esto es una falacia de manual, la construcción de un hermoso hombre de paja.
¿Por qué esto es una mierda? Bien: por una sencilla razón. Acabas de crear un grupo de personas bastante indefinido al que te has preocupado de ridiculizar al inicio de la charla con el despropósito del chiste de "Mistetas", y en el que estás englobando por un lado a gente que desprecia el humor negro de Mota y a un colectivo ultraderechista con una agenda clara como "Manos Limpias". Y seguramente, a mi ahora que estoy contestando negativamente a tu diatriba.
Porque claro, en este escenario, eres tú o la persona en cuestión la que decide cuando alguien tiene un derecho real a sentirse ofendido o a quejarse y cuando es un "Estupendo". Y esto es una receta muy mala para el entendimiento.

Por otro lado estás empleando el caso de Zapata para tu propio beneficio. Como humorista, supongo, te columpias en el borde de "lo políticamente correcto". Porque es el trabajo del humorista tontear con muchos tipos de humor y porque si te has currado una charla para TEDx supongo que te pica mucho el tema.
Pero el caso de Zapata NO es el tuyo, ni el de Irene Villa. No lo será a menos que entres en política. El caso de Zapata no tiene que ver con lo políticamente correcto, sino con la hipocresía y la guerra mediática. Tiene que ver con equipos dedicados a rebuscar en tu pasado para echarte mierda cuando tu partido sube al poder, tiene que ver con asociaciones ultras financiadas por grandes intereses que tienen pasta de sobra para arremeter una y otra vez como una marea de mierda contra quienes desprecian por sus ideas políticas. No, el caso de Zapata o Villa, no es una batalla de humor, es acoso mediático, no es corrección política, es política a secas.
Seamos serios, la gente que mandó esos tuits a Irene o que pedía la cabeza de Zapata por citar un chiste como ejemplo de hipocresía es gente que hace esos chistes y mucho peores en la intimidad. Es gente que ve el fascismo con buenos ojos, no solo como humor negro.
¿Entiendes el problema? Estás mezclando churras con merinas. Tú te estás quejando de que no vas a poder hacer chistes porque la gente te critica y protesta, y esto NO tiene que ver con el humor. Porque Zapata ni siquiera estaba haciendo chistes. Y eso es el contexto, que es muy importante, y eso a nadie se le ocurre discutirlo, porque los medios han dado por cerrada esa batalla. Los escribió, y que fueran entrecomillados o en el contexto del escándalo de Vigalondo es indiferente para quien solo vio carnaza contra un partido político que desprecian.

¿Por donde seguir?

Me ha encantado tu argumento: "Un niño de cinco años pretende ofender con el chiste de mis tetas?"

mvn1xz.jpg


Bien. Sabiamente has elegido un chiste que está en el borde de la corrección política. No por los ridículos argumentos que has dado. Porque esos argumentos son los de un humorista, has buscado el absurdo, que es una comedia que yo admiro mucho, y has exagerado para hacer las cosas graciosas. Entonces, claro, todos vemos RIDÍCULO que el chiste de "Mistetas" sea el ejemplo de "corrección política". Has creado un buen hombre de paja, y sobre él has cabalgado los quince minutos de charla.

Vamos a emplear tu misma lógica: "¿Ves correcto que un niño haga un chiste misógino? ¿O un chiste racista? ¿Te parecería bien que el niño en cuestión haga chistes ridiculizando a los homosexuales?"

Oye, no se. A lo mejor a ti si te parece bien. A mi no, y espero que mis hijos hagan esos chistes bien adultos, cuando sepan diferenciar bien entre humor y humillación.
Aquí viene el quid de la cuestión: ¿me ofendería a mi que un niño hiciera un chiste sobre algo de esto? NO. Porque, efectivamente, el niño quizá (no generalices, porque hay niños muy cabrones) no quería ofender. Pero ese niño está empleando un humor que va a denigrar a otros niños y marcar en el futuro su visión de las cosas. Si este niño ve que es gracioso decir que pisar a las mujeres está bien, que su sitio es la cocina, que violarlas es divertido, que los gitanos son ignorantes y ladrones, que los negros son subhumanos (como ocurre en todos los chistes de sudáfrica que hacíamos en la infancia), que los locos son personajes risibles o terroríficos... esto no es gratuito. Esto ayuda a crear una sociedad donde el "mariquita" es señalado con el dedo y ridiculizado, donde grupos de cabrones se ríen de una violación por Whatsapp, etc. Y, de nuevo, el niño no tiene la culpa. Pero tú ya tienes pelos en los huevos, chaval. Y si tú vas haciendo chistes de mierda que ayudan a perpetuar clichés y a convertir esta sociedad en una mierda, no esperes que alguna gente, quizá algunos de esos "Estupendos", te rían la gracia.

Eres un creador. Eres un animador. Eres una persona que moldea, infinitesimalmente, la forma en que afrontamos el mundo. Ayudas a crear paradigmas. Como humorista, señalas el absurdo, la injusticia, puedes emplear el ridículo para bien o para mal. Tus actos no son inocentes, ni son gratuitos. Ni los míos. Tengo un deber moral de analizar mi trabajo y saber qué estoy haciendo. Y si es eso lo que quiero hacer, pues adelante. Pero esas voces que critican, a veces deben de ser estudiadas. Lo que nos lleva al siguiente punto.



Tu manual para convertirte en un gilipollas.

¿De verdad? ¿En serio esos son tus consejos para la gente?
El gran problema de tu exposición es que estás generalizando masivamente. Estás creando bandos: Estupendos contra Cachondos, bien contra mal, corrección política contra libertad; y el mundo es un lugar mucho más gris.

Primer consejo: "Demos una oportunidad a la audiencia para demostrar su inteligencia."

No. Demuestra tú tu inteligencia. No publiques lo que piensas, piensa lo que publicas. Y luego, publica. Pero no porque vayas a ofender a alguien, sino porque está muy bien pensar antes de abrir la boca. Mucha gente no tiene filtro entre sus emociones o sus impulsos y la boca, y eso quizá no sea lo mejor del mundo. Pero sobre todo, piensa lo que dices, y por qué lo dices. Y si aun así sigues queriendo decirlo, adelante.

"Si reiteradamente no les gusta lo que dices, Unfollow"

Oh, claro. No le vas a gustar a todo el mundo. Eso es imposible. Creo que esa sería la frase que tenías que haber empleado. No esa chulería tan propia de estos tiempos: "si no te gusta lo que digo, aire."
Lo cual puede ser bueno en ciertos momentos. Nadie te obliga a seguir a nadie, mucho menos a un humorista que no te haga gracia, pero ampararse en eso para eludir el problema es la receta para fabricar gilipollas. Gilipollas en este contexto es quien cierra sus oídos a las opiniones que no le gustan y se refocila en el montón de gente que le dice las cosas bonitas. Eso, en estos mundos de hoy en día, como Twitter, pasa mucho. Tengo 4 millones de seguidores, puedo decir lo que quiera, si no te gusta, tengo cuatro millones de seguidores que me ríen las gracias.
Esto lleva a gente como Arévalo y Bertín Osborne a lamentarse de que ya no pueden hacer chistes de mariquitas locas. Porque su público tienen. Y ellos se lamentan de que ya no puedes ir por ahí insultando a todo un colectivo que sufre la marginación para el placer de tus fans.

No, si poder puedes hacerlo. Pero no esperes que el resto nos callemos lo que pensamos de ti. Es de justicia que recibas, cuando menos, el mismo trato que das a los demás. Porque creer que estás por encima de eso es de gilipollas. De manual.

"Un seguidor tóxico menos es maravilloso".

Si, esta gente existe. Si tienes muchos seguidores tóxicos a lo mejor es que tú eres tóxico. Pero para eso hace falta un poco de autocrítica (autocensura puedes llamarla) y está claro con tu segundo consejo que....

"No pidáis perdón jamás".


Vale. ¿No ves lo horrible que es lo que dices?

"Si vuestra intención no era ofender, no pidáis perdón, porque les estáis dando la razón a los Estupendos".

Que viene el Coco! Cuidado con los Estupendos! Se llevan a los niños y se comen a las mascotas!
En serio, no puedo salir de mi estupor.
¿Sabes cuando tus palabras podrían tener sentido? Cuando crees que eres perfecto y que nunca te equivocas. Cuando piensas que no tienes ningún error y que todo lo que haces es maravilloso y el problema lo tienen los demás. Vamos, cuando eres un gilipollas.

No, no debes pedir perdón si no crees que te has equivocado. Si no sientes de verdad que la has cagado, no pidas perdón. Pero para eso hace falta, primero, pensar en lo que dices y en lo que has dicho (problema de tu primer consejo).
Si tras un chiste, un libro, un corto, una película o cualquier forma de expresión aparece gente señalándote que lo haces mal, no debes pedir perdón. Debes reflexionar. Y darte tiempo, que estas cosas van despacio. Date tiempo para pensar en lo que dicen y en si tienen o pueden tener algo de razón. Y si llega el momento, es muy muy sencillo. Ser humilde. Y que te lo diga alguien como yo es casi un chiste, pero sí, ser humilde.

"No entiendo por qué os ha molestado esto, pero es posible que sea víctima de un sesgo cognitivo y no lo vea. Intentaré pensarlo, aunque puede que me cueste un tiempo darme cuenta. Y siento si os ha molestado, no era mi intención".


Oye. Puede que tengas razón. Pero puede que no. Así que no seas gilipollas y piensa que puedes equivocarte. Lo más seguro es que muchas veces lo hagas.

¡Si pides perdón los terroristas ganan!

Y la tercera: si pese a todo esto hay gente que sigue queriendo montar bronca porque son unos trolls...

¿Si pese a qué? ¿A que no midas tus palabras y no admitas poder equivocarte? ¿Qué has hecho para no generar problemas? Si lo que acabas de dar son indicaciones para comportarte como un capullo, te aseguro que te aparecerán, no trolls, sino sinceros detractores.

Ante eso, la solución que propones es la guinda que colma el vaso: el problema son los demás.

En fin, tenía que haberme acostado ya, pero he visto este vídeo porque alguien lo ha enlazado como algo "bueno" y sinceramente me ha dejado ojiplático.
No creo que leas esto, Víctor, pero si lo haces, posiblemente me etiquetes de "Estupendo". Pero a mi no me ha ofendido ni me ha molestado tu humor, simplemente me parece MAL lo que dices.
Mal argumentado y mal concluido.

Existe la corrección política, claro. Si la madre del supuesto niño del chiste se hubiera escandalizado porque el niño hablaba de tetas, por ejemplo, estaríamos ante uno de esos casos. El caso de José Mota, por ejemplo, es verdad que se puede ver como una víctima de la corrección política. El gag, sin puta gracia, por cierto, es de humor negro. Y a una persona que esté en una situación como esa, puede hacerle recordar su dolor y molestarle.
Pero, efectivamente, ese es un problema de esa persona.
Porque todos nos morimos, todos tenemos accidentes, y todos tenemos enfermedades. Hacer humor sobre eso puede ser negro, pero no es dañino. No estás fomentando la discriminación, el maltrato, o los estigmas de un colectivo. Los enfermos terminales no son un colectivo. Tus chistes no hacen que la gente los vea como seres abominables, o como ridículos.

Si tuviera que dar tres consejos, serían estos:

- Piensa como influyen tus creaciones en el resto del mundo. Si crees que no lo hacen, piensa como influirían si los mensajes que transmites se aceptaran como leyes universales. ¿Estarías cómodo? ¿Alguien sufriría si todo el mundo hiciera a todas horas ese chiste? ¿Existe una situación de desigualdad, acoso o estigma que se asocie a esos comportamientos? ¿Deseas perpetuarla? Una vez hayas respondido a esas preguntas, adelante, llena la red con tus chistes.
- Si alguien se molesta, molestate en pensar si puede tener razón. Hay mucho gilipollas por el mundo, no seas tú uno de ellos.
- Se original. No vayas a lo fácil.

A tu pregunta "La corrección política puede acabar con el sentido del humor? responderé NO. Pero no porque esto sea una lucha que vayamos a ganar. Sino porque el humor es inteligente. Y siempre encuentra la forma de abrirse paso. Si resulta que nuestra sociedad cambia y no encuentra gracioso reírse a costa de humillar a los demás, encontraremos chistes que no lo hagan. Si es necesario abandonar los chistes de mariquitas y gangosos, nos reiremos sin ellos. Si tenemos que dejar de usar topicazos machistas, acabaremos encontrando la forma de hacer humor sin ellos. Porque además, el humor se nutre de nuestra sociedad, de la vida cotidiana. Cuanto más desaparezcan esas cosas, menos gracia nos harán y menos las aceptaremos. Y nos reiremos de otras.

¿O tú te ríes de los chistes de maricas de Arévalo?

A lo largo de la historia del humor español has tenido gente que ha huido sistemáticamente de hacer chistes ofensivos. Tienes muchos ejemplos de como hacer humor sin ellos. Has puesto algunos, como el chiste del hombre que no discute. Yo podría sacarte una batería de chistes de ecuaciones que son hilarantes (para físicos y matemáticos) y que no precisan de sexismo, racismo, capacitismo u homofobia. Tienes a Gila que hizo gran parte de su carrera con chistes genéricos absurdos sin más sexismo que el que la misma sociedad destilaba. Tienes a Faemino y Cansado, los Monty Python... una cantidad de gente que ha podido hacer humor sin necesidad de someterse a la corrección política (no metamos la religión en esto que entonces no duermo, ¿vale?).

En fin, quizá leas esto, quizá no. Me da igual, un unfollow más...

Revertada

Señores de la RAE: se que no nos llevamos bien, pero se también que da mucho caché tener una letra y quiero que me asignen la arroba (@ <== esto). Primero porque soy un escritor moderno, de la era de Star Wars, y segundo porque en este país, ser la arroba es más que ser la "ñ". ¿Qué hay más nacional que arrobar todo lo que puedas? Además, la arroba no tiene mayúscula, es ella sola, y no tendrían que buscarme una pareja de letra. Y así sacaríamos la RAE del pozo de los empates en las votaciones.

Mientras lo consideran (lo dejo ahí, para que se macere en sus lindos cerebritos), les añado que seguro que si me aceptan Reverte se cabrea. Y puede ser muy divertido tener piques en un sitio con gente que usa palabros olvidados. Imagínense el flame en el grupo de Whatsapp. En serio, la cosa puede ir a mayores, y yo he estudiado esgrima. Y seguro que a Arturito le encanta que cruzemos los sables. Como machos, digo.

Bueno, mientras espero pacientemente mi carta de admisión voy a sugerirles una nueva palabra: Revertada.

Es un nombre que quiero acuñar para cuando alguien famosete suelta alguna barbaridad casposa por las redes sociales, con regusto nostálgico y sabor a linimento Floyd. Miren que sinestésico resulta todo. Palabras que evocan olores y regustillo en el paladar. Creo que ya tengo al menos ganada una rueda de la silla, ¿no?

Pues revertada es lo que ha hecho Reverte en su último mensaje. Que pensaba dejar pasar porque no merece otra cosa, pero como veo que alguna gente de buen vivir está haciendo eco de la revertada, al final me planteo por qué me molesta y tengo que meterme a trapo. Que conste que estuve a un tris de escribírselo en el blog, pero como vi el talante de la recua de adláteres que tiene, preferí pasar. Total, no lo va a leer y yo no voy a perder mi tiempo respondiendo a la avalancha de ataques que iba a recibir.

La cosa os la resumo en un momento, pero luego emplearé ya citas textuales que son para darle un besote en las barbas.

Que conste que a mi este señor me gustaba en su momento. Leí un par de libros suyos y, como soy un inculto total y un isnorante, me gustaron y me lo pasé bien. Lo digo por si alguien me dice que escribe como el culo. Yo de eso no entiendo, de verdad. Yo no entiendo de arte, solo se lo que me gusta, como el Papa en el sketch de los Monty.
Ha sido solo gracias a su blog y a sus perlas de sabiduría gañánica que he empezado a verle con una visión más crítica. Sin que me caiga mal. Es que es tan viril y masculino que me obnibula con su barbita recortada y sus pintas de Davos Seaworth. Es nuestro caballero de la cebolla castizo, que quizá debería cortarse un par de dedos metafóricamente antes de soltar su poderosa verborrea a las redes. Por aquello de pensar antes de atacar el Aguasnegras y eso.

Bueno, pues Pérez estaba por los Madriles y en una tienda le cede el paso a una mujer abriéndole la puerta. Y ella le dice "eso es machista" y le deja estupefacto y con un palmo de narices. Y ya está.
Lo que en principio es una situación incómoda le sirve a Reverte, como no puede ser de otra manera en un escritor, para lanzarnos un relato sobre su vida y su visión de la educación, para concluir explicándonos que él no es machista (por eso), porque hace eso con todo el mundo. Y que esa mujer es una imbécil pazguata y él es un caballero y por eso no dijo nada en el momento, esperó a ir a casa corriendo para ponerla a parir en su blog con miles de lectores.

Vamos por puntos, que se que a la gente le gustan los posts con puntos.

1- Dejemos claro que es usted un machista

Esto ya lo hemos discutido. Tiene usted entradas notorias donde se dedica a imponer su criterio sobre lo que "una mujer de verdad" es. En esta, principalmente le veo pecar de clasismo. De insultar veladamente a toda esa gente que consiera "unos zarrapastrosos descamisados".
¡Pero es normal que usted sea un machista! Nos dice:

"Estaba a punto de entrar en una librería y coincidí en la puerta con una señora. Al menos, creí que lo era. Una mujer sobre los cuarenta años, normalmente vestida, quizá con un punto demasiado juvenil para su edad.Por lo demás, de aspecto agradable. Ni elegante ni ordinaria. Ni guapa ni fea."

Evidentemente, lo que nos importa de esta persona era como vestía y si era guapa o no. Porque ser una señora es algo de porte y clase.

Luego, haciendo gala de esa locuacidad de escritor se nos explica:

"Oigan. Tengo sesenta y cuatro tacos de almanaque a la espalda, y entre lo que lees, y lo que viajas, y lo que sea, he visto un poco de todo; pero esto de la señora, o la individua, en la puerta, no me había ocurrido nunca. En mi vida. Así que háganse cargo del estupor. Calculen el puntazo de que eso le pase a un fulano de mis años y generación, educado, entre otros, por un abuelo que nació en el siglo XIX, y del que aprendí, a temprana edad, cosas como que a las mujeres se las precede cuando bajan por una escalera y se les va detrás cuando la suben, por si les tropiezan los tacones, que cuando es posible se les abre la puerta de los automóviles, que uno se levanta del asiento cuando ellas llegan o se marchan, que se camina a su lado por el lado exterior de las aceras –«Que no digan que la llevas fuera», bromeaba mi padre con una sonrisa– y cosas así. Calculen todo eso, o imagínenlo si su educación familiar dejó de incluirlo en el paquete, y pónganse en mi lugar, parado ante la puerta de la librería, mirando la cara de aquella prójima."

O sea, que nos está explicando usted que es un machista de manual, porque el mundo le ha hecho así. Y es la pura verdad. Oiga, que no me parece ni raro y terrible que usted, con casi setenta años a la espalda, sea un machista. Lo extraordinario sería que no lo fuera. Y además, tiene gracia, "nunca le ha pasado algo así". ¿Nunca le han llamado machista? Eso será porque no escucha a la gente. Yo, encantado, lo hago: Machista. Ya lo dejó muy clarito en su post "Mujeres como las de antes" y repitió con ganas en su ataque a las "reinas magas".
Lo que pasa es que no es usted machista a nivel "libro de la buena esposa" o categoría Obispo de Alcalá. Es usted un machista como le corresponde a un ser criado en una sociedad machista, con valores machistas y con familia machista, abuelo del siglo XIX y que se sienta en una academia de lo más machista (otro punto, señores de la RAE, para añadirme. Un poquito de diversidad, por favor).
Es, lo que yo llamaría, un machista de "no soy machista, pero...".

2- La caballerosidad ha muerto

Esto no se si será bueno o malo, pero quizá habría que cambiar todo el concepto de raíz. La buena educación es algo agradable y aceptable. Nos gusta mucho a los viejunos decir que los jóvenes ya no tienen educación. Y me voy a incluir en el colectivo viejuno, aunque usted casi me doble la edad (¿ochenta tacos? ¿en serio? O los lleva muy bien o tiene que actualizar la foto de perfil. Actualizado: por cosas de la vida, me distraje y leí que tenía 74 añacos. Siguen siendo unos 64 bien llevados, pero ya no es sospechoso de consumir Ponce). Coincido con usted en muchas de sus opiniones, no en su actitud, claro está. Hay cosas de la buena educación que son de sota, caballo y rey, como ceder el asiento a las personas que lo necesitan más por su condición física (embarazadas, gentes mayores, gentes cargando con niños o con lesiones), ceder el taxi a quien lo necesite más (yo es que no gasto de eso, pero la idea es la misma en una cola del supermercado), y en general, no convertir la vida en una competición innecesaria.
Pero "caballerosidad"... usted que es un literato, me puede decir cual es el equivalente para las mujeres? Yo es que no se. ¿Modales? Pero los modales son neutros. Comportarse como una señorita o una señora sería el término, que ni tiene palabra propia porque razones.
Si yo empiezo a decir "el manual de la buena señorita"... creo que nadie que no use mantilla los domingos me va a mirar con buenos ojos. Si hablo de "el correcto comportamiento de una señora", más de lo mismo. Así que si el femenino es de un machista y rancio que atufa... ¿Qué nos dice eso del masculino? Si, lo puede adivinar. Lo mismo.

Caballero viene de cuando la gente montaba a caballo (¡SOY UN GENIO DE LAS LETRAS!). Quizá de antes o después de lo del derecho de pernada, el siervo de la gleba y seguramente de antes de la declaración de los derechos humanos. Suena muy chulo y a muchos nos gusta porque nos recuerda a Willy Fogg (Phineas para los literatos), al Sherlock del estudio Gibli, a Lanzarote del lago y a los duelos a espada tras la catedral a las ocho. Es retro y steampunk y entiendo el encanto poético, pero para el mundo real, Phineas Fogg era un diletante bueno para nada con esclavos que basaba su nivel de vida en que había niños trabajando en minas de carbón. Así que cuando encontramos la "caballerosidad" con la "realidad", yo prefiero que quede muerta y enterrada y la sustituyamos por algo más acorde a nuestros tiempos de perseguir muñecos por la calle en realidad aumentada.

Vivimos tiempos en los que los chavales se ponen gorras de rapero con etiquetas de talla doradas sin quitar porque da "swag". Asúmalo o fosilícese. Y en vez de buscar arrojar la chaqueta en un charco, deberíamos redefinir los modales para que sirvan a lo que usted quiere que sirvan. Como bien dice: "facilita la vida y crea lazos solidarios entre los desconocidos que la practican."
Pero no veo por qué quitarse la "puta gorra de rapero" (aquí es donde se ve que usted es académico, porque dice "puta" y es lo que da calidad al texto) facilita la vida o crea lazos solidarios. Lo único que crea es una situación de poder en la que USTED, el hombre blanco viejo y poderoso, recibe una deferencia de ELLOS, los jóvenes desarrapados y sin buena crianza.
Si no comprende por qué la gente deja de "ser educada", quizá reflexionar sobre eso le haga encender un par de luces en su sesera.
Ayudar, tener empatía y saludar amablemente es BIEN.
Obligar a la gente a vestirse o posar para tu almanaque es MAL.

3- Los jóvenes no tienen modales

Ni estilo, ni gusto, ni buena música, ni futuro, ni espectativas, ni dinero, ni apoyo, ni tiempo de calidad con sus padres, ni buenos profesores, ni respeto por ni de la sociedad que les margina y les aliena.

Pero lo importante es lo de los modales y está completamente aislado del resto de cosas.

4- Usted no es un caballero

Y por ello espero que no me rete a un duelo con pistolas en el campo del honor. Porque prefiero el sable láser, que es un arma más noble para tiempos más civilizados. Y porque yo lo de morirme por honor lo abandoné con las ideas de convertirme en un Lord victoriano. Ya me dieron mis cuatro plumas y con ella hice flechas para mi arco de poleas. Porque el longbow es tan de Agincourt...

Pero le explicaré por qué no es un caballero. Un caballero no besa y cuenta. Y sobre todo, un caballero no se calla una réplica educada cuando puede darla y luego se caga en la puta madre de la gente por Internet a sus espaldas. Un caballero no abusa de su fuerza, y cuando se tiene un asiento en la Real Academia y un nombre, se tiene fuerza. Cuando se tienen miles o millones de lectores, se tiene fuerza. Un caballero, de los que molan, de los que volvieron tarumba al gran hidalgo, no agrede desproporcionadamente. No ataca a alguien que no puede defenderse, y no es un hipócrita correveidile.
Si usted quería dejar en su sitio a esa mujer, que, efectivamente no se comportó bien, el momento y el lugar era en esa librería. En persona, en caliente. No en las redes sociales amparado por su corte de Versalles de aduladores y devotos seguidores.
Un caballero hubiera aguantado la ofensa y se la habría tragado, y citando a los gentilhombres, solo vería su nombre publicado tres veces, el día de su muerte, el día de su boda y el de su nacimiento. No iría corriendo a Internet a llorar el agravio.

Por eso usted no ha sido un caballero, ni por sus estándares, ni por los míos, ni por los de Alfred Pennyworth o un kingsman cualquiera.
Ahora, como caballero, le correspondería aceptar que la ha cagado y disculparse.

5- Usted no es la vara y la medida

O el ombligo del mundo, por decirlo de otra manera.

No voy a defender lo que hizo esta mujer, porque fue precipitado. Fue muy maleducado, ante un gesto de deferencia. Y encima usted no estaba siendo machista. Da igual que eso fuera un gesto claramente asociado al machismo y que usted sea un señor mayor machista. No estaba siendo machista en ese momento y esa mujer DEBÍA de saberlo.
Sin embargo, le prejuzgó. Creyó que su actitud era debida a su género y no a su revertosidad. La vergüenza caerá sobre ella.

Pero luego me da a mi por pensar y me digo: "¿y si vemos las cosas desde su punto de vista?". Mi buen amigo Reverte, usted es un hombre con pene. Usted no ha tenido que sufrir día a día los contínuos machismos pequeñitos, los micromachismos, que todas las mujeres sufren a diario. Usted va por su mundo con el pecho peludo al aire, como le apetece, y normalmente usted no es prejuzgado o discriminado por ser un hombre. Salvo este día. En el que una mujer ha prejuzgado que usted, por ser hombre y por ser Reverte (que seguro que lo sabía, que destila usted revertosidad por los poros) estaba siendo machista. Ella ha tenido que aguantar desde niña y todos los días que se la menosprecie por ser mujer, que se la considere tontita, incapaz técnicamente, cobarde, débil, digna de ayuda, necesitada de ella, que se la presuponga consumidora de productos light y no alcohólicos, que ella no paga. Está, no harta, porque entonces viviría sufriendo, sino acostumbrada a que la gente se crea con derecho a opinar sobre su aspecto, sobre como debe de vestir, comportarse y hablar por ser mujer.
Y entonces va a una librería y un señor revertoso le hace un gesto machista. Y ella decide que no va a callárselo (o lo decidió hace tiempo) y le prejuzga.
BU-FUCKING-HOO.

En serio, vierto lágrimas de compasión por esta injusticia.
Que si, que usted, en ese momento, y por eso no se merecía que le llamaran machista.
Pero, cocodrilo, las lágrimas sobran.
Máxime cuando le ha dedicado usted toda una columna de opinión para insultarla.

Ella tenía la excusa de tener un mal día. Usted ha tenido tiempo para decidir que esta era la mejor respuesta, proporcionada, justa y cabal para responder a tamaña ofensa a su honor.

Citando al bardo inmortal: "Gracias, príncipes por matar a mi hija. Inscribidlo entre vuestras hazañas. Un hecho valeroso, si lo pensáis."

Je Suis Un Artiste!

Iba a responder a un comentario sobre el hilo anterior, pero entre que el blog me censura si me paso de extenso (et tu, blog?) y que me estaba gustando por donde iban los derroteros, lo convierto en un post y así hasta parece que actualizo.

Me comentaba un asíduo sobre el tema de la autocensura y las obras pasadas:

"Lo que me temo es que al no valorar obras de arte antiguas y estar "vigilantes" (coña) ante las muestras del heteropatriarcado opresor [...] en las producciones art(r)íticas que van surgiendo en la actualidad, podemos estar (como sociedad) provocando un par de efectos indeseables: 1.- una evidente auto censura que nos limita [...] 2-un no menos evidente relajo ante los problemas más acuciantes a los que nos enfrentamos"

Bien, esta era mi respuesta:

Hay que valorar las obras, en general, en su contexto.

En todo colectivo habrá gente que será más o menos acertada en sus opiniones y sus críticas. Y es bastante estúpido intentar valorar una obra sin entender su contexto sociocultural y su época.
No puedes medir con la misma vara a X-Men: Acocolipsis que a "Lo que el viento se llevó" o, sin salirnos del género, "Supermán II".
No puedes exigir un nivel de consciencia social cuando no existía.
El problema de la sociedad (o lo bueno que tiene) es que evoluciona. O al menos, cambia. Lo que podíamos ver tolerable hace cincuenta años no lo vemos tolerable hoy. Los blacksploitations o el racismo brutal de Disney de los 70 hoy en día se persigue y se evita. Y qué decir del trato a la mujer de los viejos tiempos:

Una buena bofetada, como en los 70
¿Esto es autocensura?
Bien, eso DEPENDE.
Es autocensura si tu quieres ser un racista y por miedo al público te limitas tu arte. Es decir, eres un racista bien convencido y sin embargo intentas disimularlo porque sabes que está mal visto.
De igual manera, es censura si tu lo que estás deseando es mostrar como "asfixian a la puta asquerosa de Mística que va provocando" y sin embargo intentas evitar ofender al público. No es censura si tu, simplemente intentabas hacer un cartel llamativo y no te diste cuenta de que estabas empleando un cliché de violencia de género para ello.
Como escritor yo LA CAGO. Existen multitud de clichés y tropos machistas y racistas, homófobos y clasistas que seguramente cometo. Porque yo soy un varón blanco de educación universitaria y heterosexual. Así que tengo casi TODOS los privilegios posibles. Vivo en un mundo creado a mi alrededor y donde yo puedo ir por la calle sin miedo a que me peguen por besar a mi pareja, me pare la policía para un control rutinario o me violen en un callejón.
Son cosas que nunca tendré que sufrir, ni tan siquiera pensar. Mi mente no procesa que tenga que ir siempre temiendo cualquiera de esas cosas.
Y como esos ejemplos tienes a patadas. Cosas que los que tenemos privilegios damos por sentado y los que no, no.
Y no solo es el privilegio, es el machaqueo continuo con los clichés. Nos moldean la forma de pensar. De manera que si yo te defino a un personaje por cuatro o cinco características, tu en tu mente ya le has asignado sexo, raza y orientación sexual. Y clase social, y aspecto...
A lo mejor la mayoría del mundo no lo va a ver, o no le va a importar.
Pero yo soy un ARTISTA.


Eso significa que soy mejor que todos vosotros vivo con un miedo constante a hacer las cosas mal. A ser previsible, a no ser suficientemenete bueno, a no cumplir las espectativas de mi público, y también a hacer cosas que no pretendo hacer. No soy un nazi, y me jodería mucho que una obra mía se usara, por ejemplo, para hacer apología del exterminio de pueblos. Ni quiero ser racista, o machista. Así que intento no serlo.
En esto tengo dos opciones. La primera: Asumir que no soy machista/racista/homófobo y escribir tal y como me sale de dentro. Esto es lo que yo empecé haciendo. Escribí sin preocuparme de nada, sacando simplemente de mi mente lo que surgía con imágenes. Héroes, peleas, drama, sexo, violencia, traición, romance... todo sin filtro, pafuera! En mi mente evocaba un personaje y lo definía. No se por qué mis detectives se parecen a Colombo cuando yo ni siquiera he visto la serie. Ni por qué me gustan rubias. Así que cuando me doy cuenta de que visualizo a Colombo, pues para el siguiente lo cambio e intento crear algo que no sea repetitivo y previsible. Porque Je Suis unArtiste!
Y bueno, lo de las rubias lo cambiamos después. ¿Vale?
Y oye, me dice alguien: tienes una fijación con esto. Y yo cuando voy a escribir otro libro me digo "a lo mejor es verdad, podría cuidar un poco lo que escribo para no ser monótono".
Y alguien me dice "oye, tus personajes son siempre masculinos". ¡Claro! Yo soy un hombre. Y me siento más a gusto escribiendo sobre los sentimientos de un hombre y su punto de vista. Pero mira, también Je suis un Artiste! Y si un escritor no se puede poner en el pellejo de algo que no es, entonces debería apagar y dedicarse a los videojuegos. A jugarlos.
En realidad, como artista estoy sujeto a una CONTÍNUA AUTO CENSURA. Es decir, al menos yo. Pero no porque tema a la horda feminista de lo políticamente correcto. Simplemente porque no quiero ser un payaso más que repita la misma mierda que llevo viendo toda mi vida. Quiero ser un payaso original, o al menos intentarlo. Y además quiero ser un payaso que aporte su grano de arena para dejar el mundo un poco mejor de lo que me lo encontré.

Así que escribo mis protagonistas femeninas. Porque resulta que las estadísticas cantan mucho, y las jóvenes no tienen personajes con los que identificarse en el arte y la ficción. O sea, si. Pero la proporción es de 100 a 1. Pues mira, si resulta que puedo añadir un grano de arena a esa balanza descompensada, eso que hago. Así que el personaje que tenía en mente, que iba a correr aventuras mágicas, luchar contra lo imposible y levantarse ante la adversidad será una mujer. Porque, en realidad, no importa realmente qué género tenía. Simplmemente elegí el mío porque ni lo pensé. Porque estoy acostumbrado a que los héroes sean masculinos. Porque yo no he tenido que cambiar el género a un personaje en mi vida para sentirme identificado, porque siempre he tenido mil para elegir.

Pero eso no me basta. No quiero hacer un personaje femenino fuerte, valiente, proactivo y luego convertirlo en una burla como odio ver que hacen en las películas. No quiero una chica que simplemente sea un cliché masculino con vagina y tetas. Quiero hacer algo mejor. No me basta con que mi personaje sea fuerte físicamente, quiero hacerlo bien. Así que investigo. Leo, escucho. ESCUCHO. Esa palabra deberíamos tatuárnosla en, no se, en la PUTA CÓRNEA. Escuchar un poco, a las lloricas que se quejan por todo esas que tanto nos molestan. Porque una queja es una crítica. Algunas son tontas, y otras no. Nunca lo sabremos si no ESCUCHAMOS y reflexionamos. Porque la primera reacción ante una crítica es, en mi caso al menos, cerrar filas y sacar las garras. ¿A MI? ¿Tu has visto mi imagen de Nerón? ¿Me vas a corregir a MI?
Y si sigo mi primer impulso, me defenderé como un campeón, que para eso me entreno en foros desde hace años, y te voy a dar hostias hasta en la orla del colegio.

Pero si me relajo unos segundo días meses, lo mismo me da tiempo a pensar en lo que me han dicho. Lo mismo hasta puedo recular y arreglar lo que he hecho mal antes de publicarlo o antes de que me atrape y no quiera cambiarlo.
Eso no es autocensura. Eso es autocrítica.

Ahora bien, si nadie me señala mis fallos, si son invisibles a mi porque vivo bajo un sesgo de percepción: ¿Cómo coño voy a mejorar? ¿Cómo voy a dejar de sacar negros en las películas como secundarios cómicos? ¿Cómo voy a dejar de sacar a los homosexuales como enfermos malvados? ¿O de sacar a las mujeres como simples premios para mi héroe machote?

Esa es la segunda opción: medir lo que hacemos, igual que me paso media hora en la wikipedia estudiando historia, almaceno enlaces de documentación de lo más weirdo (iba a poner bizarro, pero la autocensura me ha hecho cambiarlo por un anglicismo directamente, porque luego viene la policía de la RAE y me dice que "Bizarro" solo significa "aguerrido"). Si soy capaz de leerme un libro sobre la conquista musulmana o de irme a una mezquita a pedir información sobre su fe... ¿Por qué no voy a ver unos cuantos vídeos de la Sarkesian sobre tropos machistas?  Si no quiero que me digan que soy un chapucero que no sabe una mierda de calibres de armas (true story), pues me trago mi orgullo y acepto que soy un cuñado del mundo de la pólvora y la próxima vez me empapo de manuales de armamento. O me invento las cosas.

Pues con el género, lo mismo. Cuando alguien te diga: "oye, que tus personajes femeninos son todos putas, madres o cuidadoras", "oye, que esta tía es una lámpara sexy" o "una mujer en el frigorífico". Pues te vas a investigar y miras. Y a lo mejor resulta que si. Y una vez que te des cuenta, puedes decidir hacerlo la próxima vez. O no. Pero mientras no lo veas, no lo cambiarás.

La segunda parte del mensaje requiere quizá otro post diferente. Pero es muy sencillo. NADA es pequeño. Y sobre todo, no tenemos un límite de quejas. Es verdad, y ya lo he dicho, que yo no creo que tema del cartel fuera de las cosas más flagrantes que nos bombardean en esta sociedad. Pero era una de ellas. Y sobre todo, lo que si era digno de pelear, ERA EL DERECHO A QUEJARSE. Que era lo que me hizo a mi escribir el post. Me revolvía el estómago ver el ataque falaz y ridículo que invadió las redes burlándose y ridiculizando a las personas que se habían quejado del cartel.
Existen problemas mayores. Y existe un problema central. Los problemas mayores son parte de ese problema central. Cualquier lucha que sirva para hacer esa bola de mierda más pequeña, lo que llamaís ahora jocosamente "heteropatriarcado", es una buena lucha. De poco nos servirá exigir igualdad salarial o de oportunidades si vamos moldeando a las niñas desde la cuna para que tengan solo cuatro opciones laborales. El problema puede ser cualquiera de los que tu quieras, pero solo son síntomas. El problema real es el todo. Y si hoy ese todo se combate atacando la publicidad se combate así. Y mañana te quejarás de las violaciones, y pasado de la desigualdad salarial. Y podrás quejarte al día siguiente de que de nuevo están usando a las mujeres como objeto en los concursos. Porque somos mucha gente luchando. Y damos para mucho.

Cada vez que alguien dice "hay cosas más importantes" yo escucho "en realidad me molesta que te quejes".
Tu no eres quien para decirme a mi, o a nadie, por qué tiene que luchar. Porque yo estoy luchando.


Posted via m.livejournal.com.

Tags:

¿Hasta donde vamos a llegar?

Siento una profunda sensación de "deja vu".

Creo que esto lo escribí hace un año, pero en vez de con una anuncio de cine con una portada de cómic. Si. Es el rollo de la portada del Joker otra vez más.
Y parece que la historia se repite una y otra vez.

Antecedentes:

Se estrena la nueva película de los mutantes y esta vez el malo es un pitufo escapado de los Power Rangers. Es malo. Pero malo a nivel cósmico. Superpoderoso hasta decir basta y aun así no parar. De los que te desintegran con la mirada. El caso es que se lanza una batería de anuncios publicitarios y uno de ellos nos muestra una escena de la película (ligeros Spoilers aquí, que no son nada que no os pudierais imaginar), en la que Apocalipo está estrangulando en plan super (una pose clásica, la capa superfuerte alzando por el cuello a un mindundi para demostrar su poder). Hasta aquí más o menos bien. Es un reclamo en el que nos muestran a uno de los personajes protagonistas siendo vapuleado por el malo. Todo ok. ¿No?

Bueno. No. Una actriz, Rose McGowan, se queja por Twitter con estas palabras: "Hay un gran problema cuando piensan que la violencia ocasional contra las mujeres es una forma de promoción".


La Fox reacciona y retira el cartel. Automáticamente Internet se incendia: ¿Hasta donde vamos a llegar?
Bueno. Pues hasta aquí. Esa es la cuestión. ¿Es desproporcionado lo que ha pasado?
No. Es totalmente proporcionado. La Fox ha publicado un material que es posiblemente machista, alguien le ha llamado la atención por ello, alguna gente ha hecho eco, la Fox ha recapacitado y lo ha retirado. Eso es lo que yo considero una respuesta sensata y proporcional.
Rápidamente nos echamos las manos a la cabeza: ¡CENSURA! ¡OPRESIÓN A LOS ARTISTAS!.

Eh. NO. Nadie les ha obligado a retirar el cartel. Ha sido una decisión suya. Puede que se dieran cuenta de su error, puede que, simplemente, consideraran que era una MALA PUBLICIDAD entrar en un debate sobre violencia de género cuando estás a punto de estrenar una película. Por tanto se retira UN CARTEL publicitario. ¿Donde está la opresión al artista? El pobre becario (voy a asumir que es un hombre y un becario, porque razones) que realizó este pastiche de una escena es un publicista. Podemos hablar del arte de la publicidad, pero uno de los requisitos del ese arte es que cautive, que atraiga y que venda. Si tu cartel ofende y no vende, has hecho una mala obra y tu cliente tiene todo el derecho del mundo a no publicar tu obra. Igual que una editorial o una distribuidora puede elegir no distribuir tu libro o película.

El mundo funciona así. Y me parece una buena forma. Algo no te gusta, te quejas y te pueden escuchar o no. No tienes que amenazar de muerte a la gente, ni pegar palizas, ni publicar su dirección en la red o amenazar con violar a nadie. Vas, te quejas y te escuchan o no. Esto para mi es civilización. Es sentido común. Porque, no olvidemos, la película NO ha sido censurada. Ni se ha cambiado un ápice de su metraje por esta protesta. Simplemente se ha eliminado uno de los carteles.

Y ahora vamos a la parte complicada:

1) ¿Es machista este cartel?

Ufff. Esto es complicado. Yo, habiendo visto la peli, se a qué corresponde esa escena y os diré que cuando la vi no vi machismo en ella. Si no os molesta el Spoiler, os diré que esto ocurre en la batalla final, cuando Mística le ha metido un buen golpe al pitufo y él la trinca por el pescuezo cual pollo y ella hace eso de "uy, que se han dado cuenta de que soy yo" y las plumas azules le van arriba y abajo. Empieza a estrangularla y es el momento de mucho suspense en el que todos tienen que hacer su movimiento para salvarle la vida. Todo muy de supers y tal.
Yo no vi ninguna apología de la violencia femenina en ese momento, pero OJO: yo soy un hombre educado en un mundo machista, rodeado y bombardeado por clichés que me han hecho ver como normales actitudes completamente misóginas y machistas. Así que voy a dejar mi juicio emocional en suspenso mientras intento tirar de una herramienta más objetiva.
Primero, no estamos hablando de la película. Así que vamos a OLVIDAR el contexto y fijarnos solo en la imagen. Como decimos, nada demasiado raro en la mitología superheróica. Un héroe siendo estrangulado por un villano para demostrar lo duro y malote que es.

Los community managers de la Fox corrieron raudos a defenderse, tras la disculpa, argumentando que pretendían mostrar lo malo que era Apocolapsus haciéndole estrangualar a Mística.
Hummm. Mi cerebro sigue ahí dándole al engranaje. Voy a hacer una búsqueda en Internet a ver de qué otra manera han presentado la peli.

Bien. Tenemos la clásica galería de cabezas con los protagonistas que tanto se lleva hoy en día sobre todo en pelis de supers. Tenemos el poster estandar con la ominosa cabeza flotante del malote y los héroes en pose sobre el título. Y tenemos una serie de carteles de carretera (Billboards, podéis hacer la búsqueda) de Tormenta tirando rayos, Magneto flotando haciendo magnetadas, Mariposa obligando a Cíclope a tirar rayos... vamos, la fábula superheróica estandar. Y tenemos a un tipo fuertote azul estrangulando a una tipa azul. Algo empieza a chirriar en mi pobre cabezita.

En la web de las pelis de X-menes tenemos la galería de pósters (en la que no están los billboards, pero tenemos este cartel que, a mi, me parece que da mucho más mal rollito a nivel malvado épico que estrangular a Mística en plan wifebeater de Alabama:

¿No os parece suficientemente oscuro? ¿Are you entertained? ¿No? O sea, es muy shakespiriano, y además hay muerte, polvo y chuguerío. Luces oscuras, nubes fatídicas... Vale. Vamos a hacerlo jodidamente peor con un poco de magia photoshopera. Con la misma imagen que abre el trailer. La puta tercera guerra mundial:



O si lo queréis más dark a lo DC:

Iba a pegar la escena de la matanza de Londres de Miracleman, pero creo que para una valla publictaria, los empalados y ahorcados con alambre de espino son un poco demasiado. Así queda bien. ¿ApocalISIS es malo? Tío! Va a destruir el mundo en un holocausto nuclear y construirse un castillo del dolor en un monte de calaveras y a sentarse en un trono de sangre. Trincar a Mística por el cuello comparado con eso... pfff. A ver, no olvidemos que es una asesina y una villana redimida. Que no es como si estuviera apaleando bebés foca.

¿Por qué Mística? Eso me sigue dando vueltas en la cabeza. ¿Es porque Apocalipstick es muy muy malo? ¿Por eso estrangula a uno de sus enemigos? En realidad eso es algo que haría hasta un bueno, después de todo, son tus enemigos, te quieren matar y eso justifica mucho de lo que se les hace. ¿Es porque es muy fuerte y poderoso? Pero entonces por qué ponerlo en contraposición con Mística que es un peso ligero (ligerísimo) comparado con Mercurio (a quien también cruje y podría haber dado un buen billboard con el velocista arrodillado a sus pies), Magneto (el más poderoso de todos), Cíclope o Tormenta (muy efectista con esos rayos), la bestia (bestia contra bestia)... Pero elegimos a Mística para demostrar que él es malo. Pese a que ella tampoco es una hermana de la caridad y que no hace falta un nivel de poder demasiado alto para hacerlo. ¿Es porque... NOOO! Es porque es una mujer? ¿Es malo porque se aprovecha del sexo débil? No se como funciona vuestra mente, señores CM de la Fox, pero sospecho que no voy muy desencaminado.

Pero olvidemos el tema. Podrían haberlo hecho de otra manera, podrían haber dado otra excusa. Bien. Intentemos ser objetivos.

Tengo una especie de norma. Cuando dudo si algo es sexista, empleo una inversión de papeles. Me explico: coge una escena y cambia el género de uno o todos los personajes. Si resulta ridícula, absurda, hilarante u ofensiva es muy probable que estemos ante un caso de sexismo. Si, directamente, no tienes ningún ejemplo de que haya pasado eso mismo con una inversión de género, estás ante un claro caso de sexismo.

Bien: ¿cuantos carteles publicitarios de pelis de superhéroes podéis recordar en las que un héroe masculino esté siendo estrangulado por su némesis? ¿Y no estrangulado, simplemente "derrotado", indefenso?

Uh. Uh. NINGUNO.

Dicho sea de paso, tampoco tenemos muchos carteles así con mujeres. Pero creo que es un buen indicativo. No se hace, porque no es como queremos imaginarnos a nuestros héroes. ¿Pero a Jennifer Lawrence con bodypaint si? MMmmm. Pasemos palabra.
Lo cierto es que estas posturas de sumisión son comunes en el cómic. Y con mucha más frecuencia las que las sufren son mujeres. Por tanto, ¿es sexista-machista?

Podríamos decir que si.

2) ¿Es una celebración de la violencia de género?

Eh. De nuevo, es complicado.
Son superhéroes. Son gente que se pega. Como bien decía alguien en un hilo, es como la escena de Deadpool en la que está luchando contra dos ninjas femeninas y debate con la cámara: "qué hago, os pego o no os pego? Es sexista pegaros o lo es no pegaros?". Buen punto, Wade. La respuesta, aunque parezca complicada, no lo es. ¿Es su género la razón por la que la estás pegando? ¿Lo es el tuyo? Antes de responder, piensa cómo ha moldeado la sociedad en la que vives (que es sexista) tus acciones y cómo y en qué contexto ejerces la violencia. Ahí encontrarás la respuesta.

Pero aquí el contexto no existe, es una imagen. Como decía una amiga, el que la ve no tiene obligación de conocer el contexto, el cartel nos comunica lo que debe con su contenido. Y lo que vemos es a un tipo fuerte disfrazado estrangulando a una chica. De nuevo, son dos personajes, y blablabla. Pero no vivimos en un mundo ajeno a la realidad. Y la realidad es que a las mujeres se las agrede. Así que nuestra mente no desconcecta cuando ve una obra de ficción. Eso hay que tenerlo en cuenta.

Aquí tenemos que sumar un elemento, que es el realismo. Os pondré un ejemplo: imaginaros esta escena. Están en un combate dos superhéroes y A arranca los brazos de un tirón a B y se los hace tragar por la boca (al puro estilo Lobo). Ahora imaginad la misma pareja en una escena alternativa, en la que A hace una presa a B y aprovechando su ventaja, coge un alicate y le arranca un diente a lo bestia. Uff... me da grima solo de pensarlo.

¿Es peor que te arranquen los brazos y te asfixien con ellos o que te saquen una muela? Si me dan a elegir, elegiría la muela mil veces. Pero mi mente reacciona de una manera muy diferente ante un baño de sangre tarantinero que, por ejemplo, a la escena de la oreja cortada de Reservoir Dogs.

Otro ejemplo más centrado: Sería peor ver Mística sujetada por un muro que la va a asfixiar fusionándose con sus pulmones o esto. Sería peor verla siendo desintegrada por el poder telekinético de Apocistitis o enganchada por el pescuezo?

La respuesta es, de nuevo, sencilla. Es peor el estrangulamiento. Porque es violencia real. Esa escena que vemos en el cartel no es diferente de la que sufren a diario muchas mujeres. Por desgracia, un tipo fuertote estrangulando a una mujer contra una pared no es algo de ficción. Un tipo levantando un muro de cuchillos telekinéticos si.

Esto me recuerda a un post que tengo pendiente sobre la misoginia en la serie Supernatural, por cierto.

Es bastante sencillo: la situación es fantástica e irreal. Las actitudes no. Las actitudes las conocemos, el drama lo conocemos. Está muy cerca. Es muy real. Quizá no sea un estrangulamiento contra una pared. Quizá sea un guantazo estallando en tu cara, un puñetazo en un ojo, un cigarro apagándose en tu brazo, un puño en la glotis que te deja doblada y llorando buscando aire. Cada historia es diferente. Pero es sencillo, hay cosas que son reales y cosas que no. Y la pose del cartel es MUY real para alguna gente. Para mujeres a lo largo del mundo y, lo que es más importante, para HOMBRES. Porque sabemos que eso es una posibilidad que tenemos. Porque tenemos muy claro en nuestra mente que a las malas, podemos ser muy malos. Podemos ser Apocaclicse. No podemos levantar pirámides de chatarra con la mente, pero podemos ahogar a la zorra. Y ese mensaje lo tenemos muy bien metido. En parte gracias a que lo hemos visto MUCHAS veces. Lo he visto yo, lo has visto tu, y lo ha visto el que ha pensado que esa es una buena forma de hacer malo al malo.

¿Glorifica esto la violencia de género? No. No lo creo. Pero si ayuda a perpetuar un cliché. Y, desde luego, justifica la queja de McGowan: "Hay un gran problema cuando piensan que la violencia ocasional contra las mujeres es una forma de promoción"
Y si, me podéis argumentar que como es el malo, lo que hace es malo y no lo estamos justificando.
Pero seamos serios: esto no es un cartel denuncia. Es lo que es. Estás utilizando un cliché de violencia machista para vender tu producto. Y eso es exactamente lo que te han echado en cara.

Pues eso, no hagamos tanto drama y empecemos a ver un poco más de donde vienen las cosas y por qué nos parece buena idea hacerlas. Hay que tomarse la molestia de reflexionar. ¿Por qué este personaje es así? ¿Por qué asigno este comportamiento a este personaje? ¿Por qué...?

Y pasar de ser parte del problema a ser parte de la solución.

Tags: