?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

De viajes en el tiempo

Estaba procastrinando haciendo algo importante en caralibro y me he encontrado con este enlace que me ha hecho mucha risa: Algunos usos prácticos de una máquina del tiempo.

He empezado a comentar en el blog, que lo he visto tan solito como el mío y me he dicho: "vamos a darle una alegría", pero me he emocionado y he decidido que no iba a dejar un tochazo por ahí, me gustaba más la idea de quedármelo yo. Así que aquí os dejo mi selección de cosas que hacer con una máquina del tiempo.

delorean_wallpaper_1

- Viajar en el tiempo pero no el espacio, el universo se mueve alrededor y apareces en el vacío. Mueres.
- Tener sexo contigo. Si, él ya lo ha dicho dos veces, pero era algo que me atormenta. Imagino a mi turgente heterosexual de 16 años siendo acosado por un gordaco con barba y pelo cartonil que le resulta vagamente familiar. Explicarle que no eres gay, pero la curiosidad te puede y que después de eso le explicarás el secreto para convertir el oro en plomo. Como no eras gilipollas, te das calabazas. Te cuelas a ti mismo un "roofie" y te encuentras en la habitación de un motel de mala muerte con tu yo de 16 años efébico inconsciente, un tarro de vaselina y preguntándote si merece la pena apretarle las almorranas a tu yo adolescente o ir a matar a Hitler cuando era un efebo.
Decides que Hitler se merece más el dolor de culo, te dejas un billete de 100 euros en el bolsillo del vaquero lavado a la piedra para compensar por las molestias. Tu yo de 16 años se despierta en un motel y piensa que ha sido violado.
Cuando llegas a Alemania en el 1905 te colocas tu uniforme nazi que ahora te da fetiche y buscas a Adolf. Resulta que es un tipo adorable, que pinta cuadros y te escucha en un bar con interés mirando tu uniforme mientras le cuelas tu otro "roofie". Te lo llevas a la pensión de Helga para crujirle el bullarenge y cuando te untas de vaselina te entra un mal rollo tremendo, te viene a la cabeza tu trauma reprimido infantil, cuando un gordaco rarito te sodomizó en un hotel de mala muerte.
No consigues trempar, y con la tontería Adolfito se despierta y chilla como una nena llamando la atención de Herr Braün y tienes que huir por la ventana antes de que un tirolés homófobo te agujerée el pellejo.
Adolf queda tiritando en la cama mientras Helga le planta las mamellas en la boca para consolarle y le habla de lo malos que son los judíos. Años más tarde, escribe el Mein Kampf y se lo dedica a ella.
Vuelves a la noche de los cuchillos largos, se acabó lo de dar por culo a la gente, ya no te mola la idea. Vas a matar a Hitler, le pillas con cuatro amigos y lo atomizas con tu pirulador de fluflos. Se acabó la tontería, joder.
Vuelves al futuro y el mundo está arrasado por la guerra nuclear.
Sin Hitler los nazis siguieron avanzando, pero más despacito. No hubo Blitzkriegg, la segunda guerra mundial se retrasó unos cuantos años y Alemania, que estaba desarrollando la bomba atómica en tu línea temporal cuando los rusos tomaron Berlín, tuvo tiempo de acabar las primeras. Hubo una ensalada de pepinos entre rusos, yankis y kartofens y los mutantes radioactivos te lo explican mientras se comen tus higadillos.
Mueres.
- Viajar antes de que caduque el filete de solomillo que compraste. Comértelo caducado sin darte cuenta. Mueres.
- Viajar al pasado y visitar al listo de Stephen Hawking que dice que no hay viajeros del tiempo. Darle un par de yoyas y collejas a lo Benny Hill. Hawking se cabrea y saca las cuchillas a lo Mesala de su carricoche. Te arrolla y trocea a la juliana. Mueres.

- Viajas a buscar a Jesucristo, resulta que no existe. Cuando te pones a preguntar por las bienaventuranzas y las enseñanzas la gente se acerca a escucharte. Como no os entendéis mucho con el arameo creen que dices que te llamas Jesucristo. Al final te pillan los grises, te zumban la del pulpo en la trena y te dejan hecho un eccehomo. Te crucifican por listo y por hacer chistes de la vida de Brian. Mueres.

- Viajas al pasado a darte la fórmula del acero transparente y el código fuente de facebook. Zuckberg contrata a un asesino en la Deep Web y te mata, luego te roba el código. Y de paso se queda con acero transparente y se fabrica amigos invisibles. Por si no te había quedado claro, mueres.

PICT5809-time-7- Viajas a ver a los dinosaurios. Son todos como pollos pero con muchos dientes. Te sientes indignado con Spilberg de modo que vuelves al rodaje de parque jurásico disfrazado de pollo gigante e irrumpes en el set gritando "son pollos, son pollos!", porque te parece una buena idea y tienes algo de fiebre. Te da un telele y te llevan en helicóptero al hospital. Tienes la gripe aviar que te pegó un alosaurio juguetón y te mueres en el hospital dando origen a una pandemia que extingue a los seres humanos. Desde el pasado un T-rex alza su patita al aire "Si yo caigo caerás conmigo!" brama, pero suena más a un "Buckaaaa!" de pollo.

- Viajas al pasado a tener sexo contigo mismo y tu novia. Va a ser la única forma de que acepte tener un trío y que a ti no te entre el mal rollo de volverte gayer en un cruce de sables. La cosa va mu bien. Os moláis mucho pero rápidamente vienen los celos. ¿Le quiere más a él que a ti? ¿Te quieres más a ti que a ella? Al final te matan por sorpresa, cobran muchos seguros de vida habían hecho a tu nombre y tu otro yo, el listo del pasado se vuelve un superhéroe en la sombra, un hombre sin identidad, sin ley. Si no estuvieras muerto te follarías otra vez de lo que molas.

- Viajas al futuro. Todo es muy aburrido, todos los días son martes. Te descoyuntas bostezando y mueres.

- Viajas a otro futuro. No está puesto aún y uno de los "curris" que está construyendo la realidad te chilla en su idioma que te pongas casco. No lo haces, porque eres muy chulo y tienes una puta máquina del tiempo. Y tus múltiples yoes han follado con dinosaurios, con Hitler y consigo mismos. Te crees el puto amo y te sientas a esperar que abran el futuro. Cuando lo abren resulta que es ilegal ser tan chulo y te ejecutan lapidándote con nubes de caramelo bañadas en cacaolat. Mueres ignominiosamente. Quizá si hubieras llevado casco esa última y mortal magdalena esponjosa no te... ah, seguro que hubieras muerto igual.

- Viajas al presente. Te sientes gilipollas por haber invertido tu vida y fortuna en crear una puta máquina inútil. Te atas a ella y te pegas fuego a lo Bonzo. Mueres.

- Inventas la máquina del tiempo, pero un yo tuyo aparece avisándote de que todos los que viajan en el tiempo mueren. Decides hacerle caso, le matas, para que se cumpla la ley, y luego te quedas en casa viendo reposiciones de Buffy.

Jo, creo que podría seguir con esto todo el día.

¿La moraleja? No procastrineis. Ni viajéis en el tiempo, salvo para follar conmigo. Tíos gordos abstenerse, con uno sobra. Tíos en general, abstenerse. O mandar antes dinero y carta de presentación. Y foto. Mejor solo dinero. Que en el futuro os sobra, joder.

Comments

( 1 comment — Leave a comment )
(Anonymous)
Jun. 4th, 2014 08:22 am (UTC)
jajajajjaja muy buena coletilla. Procastinar es la muerte.
A sacarme de pobre!
La doña.

PD: me preocupa tanta obsesión con follar contigo mismo. El onanismo llevado al siguiente nivel.
( 1 comment — Leave a comment )